Ignacio González Vega: “La huelga no es un fin en sí mismo, sino el medio para conseguir el compromiso de mejorar la Justicia”

Publicado el martes, 22 mayo 2018

Hoy las togas de jueces, magistrados y fiscales españoles van a la huelga. La judicatura reivindica una mejora de la justicia resumida y consensuada por las cuatro asociaciones de jueces y las tres de fiscales en 14 puntos (más 4 peticiones específicas de los fiscales). El Ministerio de Justicia y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hace más de un año que tienen el documento sobre su mesa. Pero no ha habido ni un solo avance, según las asociaciones profesionales. Tras paros parciales todos los jueves desde el pasado mes de abril, estaba avisada este paro general de hoy si no se producía alguna concreción. No la ha habido. Y la huelga llegó.

Entrevistamos a Ignacio González Vega, portavoz de la Asociación Juezas y Jueces para la Democracia, convencido de la unidad básica entre todas las asociaciones profesionales para reivindicar algo que, asegura, no es solo para el colectivo de jueces y fiscales si no en bien de toda la ciudadanía.

Núria Ribas / @oikit

P: ¿La huelga ha sido inevitable? ¿No se ha conseguido ni un solo avance en las sucesivas reuniones que han mantenido con el Ministerio de Justicia? Porque el ministro Catalá se muestra siempre positivo y dispuesto al diálogo, según él.

R: Puedo asegurarle que no se ha concretado ni uno solo de los 14 objetivos, más los 4 específicos por parte de los fiscales, que llevamos meses poniendo sobre la mesa. Más allá de las buenas intenciones expresadas por el Ministerio, es necesario algún compromiso en firme. Ni siquiera se ha convocado la mesa de retribuciones.

P: Pero alguna reforma sí está en marcha…

R: Es cierto que están en trámite algunas modificaciones o que existe un borrador encima de la mesa sobre la renovación del CGPJ. Pero, aparte de no haberse concretado nada, es un borrador que en muchos aspectos no nos gusta.

P: ¿Por ejemplo?

R: Por ejemplo, en el tema de los nombramientos de los altos cargos del CGPJ. No parece que respondan al mérito de los profesionales sino más bien a su cercanía ideológica. O, por ejemplo, en otro orden de cosas, la situación del expediente digital. No hay ningún interés en arreglarlo de veras. Las propuestas que puedan surgir del ministerio no colman nuestros intereses porque, simplemente, porque los arreglos que propone el Gobierno son meramente técnicos, sin tener en cuenta las necesidades de jueces y fiscales a la hora de implementarlo. En general, le puedo asegurar que para los juzgados que lo tienen implantado, supone más carga de trabajo tener un expediente digital que no tenerlo. Por no hablar de que no está resuelta la interoperabilidad digital entre las Comunidades Autónomas y el Ministerio o el CGPJ.

P: ¿Esperan que la huelga marque un antes y un después en la negociación con el Gobierno?

R: Mire, la huelga no es un fin en sí mismo. Lo que esperamos conseguir con ella es el compromiso y la negociación. Pero una negociación para llegar a alguna conclusión, no como hasta ahora. Esto va del malestar que tiene la corporación judicial y fiscal en cómo se encuentra la justicia española en pleno siglo XXI. No estamos hablando solo de hacer un esfuerzo económico, que también, si no de conseguir una clara voluntad política de mejorar las cosas. Para todos.

P: ¿Para la profesión y para la ciudadanía, se refiere?

R: Claro. Pero la ciudadanía tiene que saber que esta huelga no la hacemos pensando solo en nuestra corporación. La hacemos reivindicando la Justicia como un servicio público de calidad y para demandar la independencia del poder judicial. Cuando reivindicamos una carga de trabajo saludable para los jueces, no es solo por las condiciones que debemos tener como trabajadores, sino, sobre todo, lo decimos porque la ciudadanía tiene derecho a tener unos jueces con el tiempo suficiente para reflexionar sobre sus sentencias.

P: ¿Existe suficiente unidad entre las asociaciones de jueces y fiscales para aguantar el pulso que, parece, les está echando el Gobierno y el CGPJ?

R: Los 14 puntos, más los 4 de los fiscales, que proponemos para la mejora de la justicia es nuestro denominador común, un diagnóstico rápido de las necesidades del sector. Al entrar al detalle, podría haber ciertas discrepancias, pero no en los 14 puntos de reforma básicos que proponemos.

P: En los paros parciales que han convocado cada jueves desde el pasado 5 de abril, ¿qué seguimiento han detectado entre jueves y fiscales?

R: Ha habido un seguimiento de un 33% en el caso de los jueces y de un 25% más o menos en el de los fiscales. Sería deseable que hoy se consiguiese un porcentaje mucho mayor, claro. Pero creo que el 33% es significativo.

P: ¿Cree que de extrapolarse este porcentaje es suficiente de cara al Gobierno y al CGPJ?

R: Sí, creo que es significativo, insisto. Y aunque haya jueces que no puedan parar hoy por la naturaleza de los casos que lleven y por los servicios mínimos decretados, lo que sí es evidente es que se va a transmitir la sensación de malestar de jueces y fiscales a ambos órganos.

P: ¿Reparte responsabilidad a partes iguales entre el Gobierno y el CGPJ por el estado en el que se encuentra la justicia en España?

R: Cada organismo tiene sus competencias. Desde luego es el Gobierno quien tiene la potestad de legislar y quién decide los presupuestos anuales. Pero el CGPJ es quién tiene que velar por la independencia del poder judicial o distribuir las cargas de trabajo.

P: La independencia del poder judicial es uno de los pilares más cuestionados en este momento, especialmente tras las decisiones en torno al ‘procés’ en Catalunya o a la condena de algunos ciudadanos a partir de la llamada ‘ley mordaza’. ¿Comparte la afirmación de que, en España, hoy, no existe división de poderes o debe matizarse?

R: Creo que debe matizarse. Creo que lo correcto es afirmar que, a veces, hay intentos de injerencia del poder político sobre el poder judicial.

 

Sobre el autor

Periodista. Más de 20 años de experiencia en medios escritos y en comunicación política y corporativa. Periodismo jurídico, económico, político y cultural. Veraz siempre; parcial, también. @oikit

1 Comentario sobre este articulo. Comenta tu primero.

Comenta el articulo