El trabajo legal se queda cada vez más “in-house”

Publicado el martes, 6 febrero 2018

2018 State of Corporayte Law Departments

Hans A Böck / @LP_Hans

Thomson Reuters en colaboración con Acritas y CLOC acaba de publicar su informe sobre el “Estado de los departamentos legales de las empresas, 2018” (2018 State of Corporayte Law Departments) que analiza a los departamentos jurídicos de las mayores empresas en EEUU. Las investigaciones se basan en las entrevistas realizadas por Acritas, firma dedicada al análisis del mercado legal, de Corporate Legal Operations Consortium (CLOC), una asociación de especialistas en operaciones legales, y los datos recogidos de la plataforma Thomson Reuters Legal Tracker.

El informe pone de manifiesto que cada vez más trabajo se queda en los departamentos jurídicos de las grandes empresas. El 43% de los presupuestos se manejan in-house (en 2013 era el 37%). El control de los costes del asesoramiento y trabajo legal de los despachos proveedores es para el 76% de las empresas su máxima prioridad. Esta preocupación va mano a mano de nuevas formas de facturación con los AFA (alternative fee arrangements) y la estricta regulación y exigencia sobre facturación que han sido los pasos más eficaces para controlar el gasto en firmas legales. Las empresas también siguen reduciendo el número de despachos que les prestan servicios.

La importancia de la tecnología para simplificar el flujo de trabajo y los procesos manuales es el segundo factor que preocupa a los in-house en la actualidad. El 41% de ellos lo mencionan como su prioridad. El mayor trabajo de los departamentos jurídicos en este sentido se concentra en el desarrollo de sistemas para gestión de contratos, Project management, e-facturación y gestión de documentos.

La seguridad de los datos es la tercera prioridad de los in-house en las grandes empresas norteamericanas. El 41% ven crecientes amenazas para la seguridad de sus datos y priorizan.

La medición y el análisis de datos adquiere en los departamentos cada vez más importancia, al ritmo que se están convirtiendo en departamentos que aportan valor a sus organizaciones, abandonando el estigma de ser un mero coste. Este valor aportado a la organización, como en cualquier otro departamento, debe ser cuantificado y el análisis de datos será la columna vertebral para mayor innovación y eficacia.

La última parte del estudio enumera una lista de 21 métricas que los departamentos legales de las empresas deberían estar monitoreando.

El informe puede descargarse aquí:

www.legalexecutiveinstitute.com/2018-corporate-law-departments-report

Sobre el autor

Editor y Director de Lawyerpress. Fundador del grupo Lawyerpress. Periodista con más de 30 años de experiencia en medios nacionales e internacionales. Idiomas: Español, alemán, inglés. Correo electónico: hab@lawyerpress.com y Twitter @LP_hans

Comenta el articulo