Los LegalTech – ¿oportunidad o amenaza?

Publicado el Miércoles, 30 agosto 2017

Revolución digital

Hans A. Böck / @LP_hans.

Acabo de leer dos artículos que me han originado nuevamente las ganas de escribir algo sobre LegalTech. Uno de ellos es una fotografía del sector hecho por Ricardo Oliva, Legaltech and the legal services industry in Spain, que tiene el detalle de mencionar a servidor dentro de su mapa LegalTech en España. La otra referencia es la entrevista a José María Fernández en el portal de El Derecho con el título: “Todo lo que rodea al legaltech en España está en un momento muy prometedor“. Gracias a Ricardo y a José María por sus reflexiones que vienen muy bien al inicio del curso.

Hans A. Böck Fundador de Lawyerpress

Hans A. Böck
Fundador de Lawyerpress

Cuando uno empieza a analizar las APPs, las plataformas y los servicios que engloban los LegalTech en España (y en Lawyerpress llevamos más de 90 que paulatinamente se incorporarán a nuestro directorio Legaltech) y también en otros países como EEUU, donde la American Bar Association mantiene el Legal Technology Resource Center, uno se da cuenta con que rapidez está evolucionando todo. Y sólo estamos al inicio.

La oportunidad

La explosión de servicios para abogados para trabajo más eficaz y a menor coste, los buscadores de abogados y los gestores de contratos significan un primer nivel de oportunidades.

Podemos atender a los clientes de forma más eficaz, más rápidos y más directos si utilizamos tecnología.

Nuestra ubicación física cada vez tiene menos importancia y podemos ofrecer servicios especializados en toda España.

La Inteligencia Artificial que ha entrado ya en todos los grandes despachos nos permite dejar a las maquinas todo aquel trabajo repetitivo y comodotizado. Podemos centrarnos en ser abogados y crear el máximo valor para nuestros clientes.

Los buscadores de abogados y las plataformas de consultas van “uberizando” la consulta legal y captan clientes para los despachos más pequeños.

El uso de CRMs online nos permite una atención a nuestros clientes ágil e incluso nos ayuda con la facturación.

Los programas de gestión de despachos nos evitan la secretaria, el servicio de administración y contables, etc.

Estas son sólo algunas de las oportunidades que nos brindan los LegalTech, pero también podemos convertirnos en una, y ofrecer nuestras innovaciones a los demás.

Estamos lejos todavía de tener marketplaces como el de ABA, pero no me cabe duda de que dentro de poco tendremos algo parecido.

Los LegalTech ofrecen oportunidades que hay que aprovechar. Ya no vale reflexionar sobre cuando vamos a acercarnos a mirar lo que hay para mí en estas ofertas. Muchos ya están metidos en el mundo y aprovechan las herramientas ofrecidas que les dan grandes ventajas en este negocio legal. Cada semana es como un año “de las antiguas” antes de la revolución digital.

Perder oportunidades, no ser competitivo es algo que no nos podemos permitir. Y con eso me voy a las amenazas.

Las amenazas

Hace un año escribí sobre Joshua Browder, quien lleva ya más de 200.000 multas recurridas con su plataforma DoNotPay. Lo más interesante de Joshua es su profesión: estudiante de informática en el tercer año en Stanford, EEUU.

La irrupción de ingenieros informáticos en los despachos grandes ya es notorio, pero el peligro de que los clientes tomen las riendas y se crean más servicios como DoNotPay por parte de emprendedores fuera del sector legal es muy alto.

El Colegio de Abogados de Paris ha creado una incubadora para startups con el objetivo de evitar justo esta amenaza de fuera del sector.

Sobre la irrupción de IA en los despachos y en los departamentos jurídicos se ha escrito miles de artículos. Hasta yo me atreví a comparar Inteligencia artificial y humana en un post. Las amenazas que resultan de allí son muchas. Menos trabajo para los junior, menos puestos de juniors en los despachos. Nuevas habilidades que enseñar y aprender, etc.

La comoditación de muchos de nuestros servicios de poco valor añadido reduce la carga de trabajo en las firmas medianas y grandes, que ya pueden tener ciertos sobrantes en sus capacidades de producción, además de cambiar la estructura piramidal. Para los abogados en despachos pequeños significa que parte de los ingresos de ya por si bajos, se eliminará.

La velocidad de la evolución e innovación y de la distribución de sus servicios y productos es un elemento nuevo en la historia. Si los ciclos de renovación duraban al principio de siglo pasado más de 25 años, la introducción de smartphones se consiguió en apenas 5 años. Nuestro sistema de educación y formación no se ha adaptado a estas velocidades por lo cual tendremos en breve un elevado número de licenciados con estudios para puestos de trabajo ya caducados.

Si me preguntan si soy optimista o pesimista, es decir si valoro más las amenazas que las oportunidades, tengo que confesar que, a pesar del inmenso reto que tiene la abogacía por delante, y sobre todo los despachos más pequeños, creo firmemente que hay muchas oportunidades. Solo hay que hacer caso a lo que dicen allí por Silicón Valley: Grab it! (Aprovechalo!)

 

Sobre el autor

Editor y Director de Lawyerpress. Fundador del grupo Lawyerpress. Periodista con más de 30 años de experiencia en medios nacionales e internacionales. Idiomas: Español, alemán, inglés. Correo electónico: hab@lawyerpress.com y Twitter @LP_hans

Comenta el articulo