Los desahucios dañan gravemente la salud

Publicado el viernes, 31 marzo 2017

desahucios

Un estudio de la Agencia Andaluza de Salud Pública concluye que los desahucios incrementan notablemente el riesgo de enfermedades físicas y mentales. El estudio publicado en febrero de 2016 por la Gaceta Sanitaria se basa en el análisis de 205 personas desahuciadas. La salud percibida -indicador adelantado de posibles problemas sanitarios- es deficiente en el 57% de los hombres estudiados frente al 14,9% de la media andaluza, según los datos de la Encuesta Andaluza de Salud pública.

En el caso de las mujeres, la situación es más grave: el 89,9% de las desahuciadas reportan salud deficiente frente al 24,5% de la media andaluza. En el capítulo de enfermedad crónica, los afectados por un desahucio reportan el doble de prevalencia que la media. Lo mismo ocurre con los trastornos cardíacos.

En cambio, la afectación del desahucio se dispara cuando se analizan las enfermedades mentales. El 28,9% de los hombres deshauciados sufren depresión y/o ansiedad frente al 4,8% de media. En cuanto a las mujeres, la cifra se dispara al 57,4% frente al 12,5% de media.

“En todos estos casos en los que existe diagnóstico clínico y el desahucio se ha realizado sin las debidas garantías, nuestro despacho está reclamando daños y perjuicios, porque además del daño material se ha producido un daño sobre la salud”, señala Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas & Cusí, despacho especializado en derecho bancario y financiero.

El estudio de la Agencia Andaluza de Salud Pública es consistente con otros publicados fuera de nuestras fronteras. La revista Social Science & Medicine publicó en el 2014 un estudio basado en 2.245 casos de desahucios de los 50 estados de EEUU. El informe confirma que el incremento de ejecuciones hipotecarias incide en la caída de la salud mental, especialmente en los lugares donde se concentran poblaciones con poca renta. “Hay jurisprudencia que señala que los desahucios producidos por una hipoteca con cláusula suelo son nulos; los vamos a pelear y vamos a reclamar el daño producido en la salud de los desahuciados”, explica Navas.

En Gran Bretaña, la Escuela de Salud y Ciencias Humanas de la Universidad de Essex realizó una encuesta para estudiar la relación entre desahucio y enfermedad mental. El informe, publicado en noviembre de 2009 concluye que el incremento de enfermedades mentales se explica por el incremento de los desahucios.

El diagnóstico se produce justo después del lanzamiento “probablemente por la pérdida de la seguridad de poseer una casa”, señala el investigador D. J. Pevalin. “Desgraciadamente vemos casos de estos a diario y podemos confirmar el alto nivel de estrés y ansiedad con el que acuden al despacho en muchas ocasiones”, apunta el socio-director de navcascusi.com

El estudio británico también concluye que no existe incremento significativo de deterioro de la salud mental como consecuencia del deshaucio de un alquiler. “La conclusión es clara: ni los bancos ni las instituciones deben de empujar a contratar una hipoteca a quien razonablemente no podrá pagarla”, señala el experto.

Otro estudio realizado con una encuesta on line’ a 798 personas de California, Arizona, Nevada  Florida también concluye lo mismo: el desahucio genera estrés y depresión. La situación degenera en problemas ocupacionales, dificultades financieras, conflictos interpersonales, mayor prevalencia en el consumo de tabaco y alcohol, alimentación menos equilibrada, peor sueño y menos visitas preventivas al médico.

Por su parte, la unidad de estudios de muertes violentas de Atlanta (EEUU) estudió los suicidios producidos entre 2005 y 2010 en 16 estados de EEUU como consecuencia de desalojos o ejecuciones hipotecarias. En los años de la crisis se multiplicaron por dos, pasando de los 88 a los 176. Especialmente los suicidios motivados por ejecuciones hipotecarias se incrementaron un 253% pasando de 30 en el 2005 a 106 en 2010. “Desgraciadamente, en España, las malas prácticas bancarias con las preferentes, swaps, suelo y cesiones de crédito también han multiplicado los suicidios”, apunta Navas.

Son muchos los estudios realizados fuera de nuestro país que relacionan los desahucios con la pérdida de la salud. “Se hace más imperativo que nunca una regulación que ‘humanice’ el desahucio y evite la exclusión social y la pérdida de salud de los afectados”, concluye el socio-director de navascusi.com.

Sobre el autor

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo