Mara Monreal: “Los abogados tenemos más dificultades para acceder al mercado de trabajo que otras profesiones liberales”

Publicado el Martes, 17 enero 2017

Mara-Monreal

La Confederación Española de Abogados Jóvenes (CEAJ) eligió este diciembre a su nueva presidenta, Mara Monreal. La abogada malagueña, que sustituye en el cargo a Cristina Llop, reflexiona en esta entrevista sobre el difícil acceso al ejercicio de la profesión por parte de los recién licenciados en Derecho o sobre la importancia de especializarse a través de la formación continua para sobrevivir a la feroz competencia.

Lawyerpress (LP): Mara Monreal, enhorabuena por el triunfo en unas elecciones que parecían muy reñidas…

Mara Monreal (MM): Gracias. La verdad es que sí fue reñido porque había tres candidaturas. Ahora, toca trabajar.

LP: Uno de los ejes de su campaña era la insistencia en la formación continua. La formación post universitaria, ¿es un aspecto absolutamente necesario para los jóvenes abogados?

MM: Totalmente. Es más, nosotros abogamos por la especialización. Ese es el futuro y debemos formarnos para tener ese carácter diferenciador. Es más fácil diferenciarse siendo un profesional altamente cualificado y formado. Debemos destacar por esa formación y por ese servicio que vamos a prestarles a nuestros clientes. Por lo tanto es un pilar básico dentro del ejercicio.

LP: Dentro de esta formación, ¿qué importancia le da a la formación tecnológica? Tenemos una avalancha de nuevas aplicaciones que van a transformar el ejercicio de la abogacía y la relación letrado-cliente…

MM: Exacto. Tenemos ahí la inteligencia artificial, que poco a poco va asomando por España pero que ya ha asomado por despachos en EEUU. En este sentido, creo que es un reto evitar que nos pise a la hora de desarrollar nuestra profesión. ¿Qué es lo que pasa? Que creo que la abogacía tiene un componente humanístico muy alto  y que nuestros clientes muchas veces buscan esa empatía, ese contacto humano del abogado y el cliente. Se está avanzando muchísimo en todo lo que engloba la inteligencia artificial en la resolución de conflictos, pero no nos olvidemos de algo que es muy importante y es el componente humano, un elemento muy destacable en nuestra profesión.

LP: ¿Cómo está la situación de los jóvenes abogados actualmente? ¿Tienen los estudiantes de Derecho las mismas dificultades que otras profesiones para acceder al mercado laboral?

MM: Bueno, creo que obviamente tenemos más dificultades, no nos encontramos en la misma situación. Mire, formamos parte de un colectivo que, a día de hoy, se rige por una ley de acceso a la profesión que nos obliga a realizar un máster en Abogacía así como un examen de acceso a la profesión que  determinará si estamos habilitados para ejercer o no. Esto es un auténtico filtro para llegar a ejercer. Así que no estamos en igualdad de oportunidades con otra profesiones como puede ser la de arquitecto, también profesión liberal, o la de médico, que efectivamente tienen una prueba, el MIR, pero cuyas consecuencias a la hora de aprobar este examen realizado por el ministerio son otras bien distintas que cuando nosotros aprobamos el examen de abogacía.

LP: ¿Se podría dejar este acceso a la profesión en manos de los colegios de Abogados?

MM: En el informe sobre acceso a la profesión, que realizó nuestra comisión de formación, queda claro que nosotros estamos en contra de la regulación actual de acceso porque no entendemos que realmente sirva para calificar la calidad que tienen los compañeros o los futuros compañeros, sino que simplemente es un filtro. Defendemos una regulación eficaz a la hora de determinar la calidad de los futuros abogados pero demos un paso más: planteemos si deberíamos de cambiar los programas formativos de las universidades para que los estudiantes que quieran ejercer como abogados tengan una preparación más práctica a la hora de salir de la facultad.

LP: Otra de las cuestiones que creemos importante dentro de la profesión la conciliación de la vida familiar. ¿Tiene la abogacía unos horarios ‘criminales’?

MM: ¡Maratonianos!  A ver, dentro de los contratados por cuenta ajena, debemos valorar si se está cumpliendo la ley en cuanto a horarios y remuneración. Respecto a los autónomos, la verdad es que somos un poco culpables de nuestros propios horarios, pero también es cierto que muchas veces se nos dificulta desde la administración porque nos ponen citaciones o nos  llaman para que comparezcamos en el juzgado y al final salimos dos o tres horas más tarde o incluso pasamos el día entero para hacer una asistencia en el juzgado. Es decir, creo que todos tenemos que poner un poco de nuestra parte. A los trabajadores de los juzgados tampoco les apetece estar hasta las tantas realizando asistencias.

*Puedes escuchar la entrevista completa en Derecho Abierto, de Gestiona Radio, pinchando aquí

 

 

Sobre el autor

Periodista. Más de 20 años de experiencia en medios escritos y en comunicación política y corporativa. Periodismo jurídico, económico, político y cultural. Veraz siempre; parcial, también. @oikit

Comenta el articulo