Casi la mitad de los ‘compliance officer’ en España no son abogados

Publicado el viernes, 29 julio 2016

Compliance

El cumplimiento de la normativa, desde la reforma del Código Penal que entraba en vigor el año 2015, es básico para una empresa hoy en día. El llamado compliance ha generado una nueva figura dentro de las compañías que debería gestionar este cumplimiento: el compliance officer. Desde Lawyerpress hemos querido saber qué perfil tiene en España este puesto esencial a través de una encuesta a un abanico de empresas que incluyen desde la pyme hasta las grandes corporaciones repartidas por toda la geografía española. Y el resultado es, cuanto menos, sorprendente.

Sorprendente por no decir preocupante. Por ejemplo, solo el 55% de los compliance officer son abogados. El resto se reparte entre las licenciaturas de Económicas y Administración de Empresas (un 23%) y otras licenciaturas alejadas del campo económico o del derecho (un 22%). Es cierto sin embargo, que a pesar de no proceder del ámbito del derecho, prácticamente el 100% ha realizado formación específica en compliance cuando su empresa le ha encargado cubrir el puesto de compliance officer.

En esta formación específica gana por goleada el curso que ofrece la Universidad Complutense de Madrid (con un 34%) y meten la cabeza en esta oferta formativa tanto Wolters Kluver como Thomson Reuters, con un 12% cada uno. Solo un 8% de los compliance officer encuestados reconocen que no tienen formación reglada al respecto sino que han optado por la autoformación a través de distintas vías de información.

Uno de los puntos positivos que se desprende de la encuesta, fijándonos en la formación, es que el 33% de estos responsables en compliance siguieron un curso o similar antes del año 2012. Lo que significa que un tercio de compliance officer llevan más de cuatro años acumulando experiencia al respecto. Probablemente, sea gracias a que un tercio de las empresas españolas decidieron hacer los deberes en este campo adelantándose a 2015, año en el que entra en vigor la reforma del Código Penal. Es significativo que el 23% de los compliance officer encuestados reconocen que esa formación la han llevado a cabo entre 2015 y 2016. Y un 22%, la realizaron en 2014.

Quizás por eso, y este es uno de los datos más negativos que se desprenden del sondeo, es que hasta un 55% de los encuestados no conocen (o no recomiendan) herramientas de gestión del compliance. El 33%, aseguran haber creado su propio útil a través de sus departamentos informáticos y un 12% usan la herramienta creada por Quality Solutions. Este dato, además de dar una idea de lo poco preparados tecnológicamente al respecto que se encuentran parte de los profesionales, ofrece una lectura interesante sobre qué nivel de desarrollo o conocimiento tienen estas herramientas entre las empresas españolas.

Lo que sí parecen tener bastante claro la mayoría de encuestados (un 67%) son las certificaciones dirigidas a dar fe de la buena implementación de un programa de compliance dentro de una empresa. Aunque todavía sigue siendo un alto porcentaje, ‘solo’ el 33% de los compliance officer desconocen la existencia de estos procesos de certificación.

Para Hans Böck, CEO de Lawyerpress e impulsor de esta encuesta, “el sondeo muestra claramente que el compliance officer es una profesión muy joven con una disparidad muy grande en cuanto a formación y perfil profesional. Falta concreción”.

 

Sobre el autor

Periodista. Más de 20 años de experiencia en medios escritos y en comunicación política y corporativa. Periodismo jurídico, económico, político y cultural. Veraz siempre; parcial, también. @oikit

1 Comentario sobre este articulo. Comenta tu primero.

Comenta el articulo