De los Riders a los Hikers

Publicado el lunes, 11 febrero 2019

Monika Bertram, Abogada y responsable del área de Derecho Laboral, Monereo Meyer Abogados.

Cuando ya teníamos incorporado al argot empresarial y profesional el concepto de los riders, ahora nace un nuevo concepto y forma de trabajar: los hikers. Pero ¿qué son?

Para poder definir a este nuevo colectivo, debemos partir de la definición de los riders. Los riders nacen de plataformas como Deliveroo o Glovo que centran su actividad, principalmente, en envío de comidas a domicilio y por tanto la función de los riders consiste en gestionar ese envío, bien a través de una bicicleta, una moto o una bicicleta eléctrica.

Monika Bertram, Abogada y responsable del área de Derecho Laboral, Monereo Meyer Abogados

Monika Bertram, Abogada y responsable del área de Derecho Laboral, Monereo Meyer Abogados

Esa nueva forma de trabajar para unos y de prestar servicios para otros, está en el punto de mira tanto de la administración como de nuestro sistema judicial, quienes, a día de hoy, están a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre si el rider es un trabajador ordinario o si por el contrario es un trabajador autónomo.

Una vez identificada la figura de los riders, es hora de analizar qué son los hikers. Esta nueva modalidad viene a sustituir la tradicional forma de hacer publicidad a pie de calle y a lomos de un trabajador; es decir, que la era de la tecnología y los millenials moderniza el sector de los soportes publicitarios sustituyendo el porte de los tradicionales carteles por mochilas con una Tablet incorporada. De esa forma, y, a través de un software de reconocimiento de miradas instalado en la cámara frontal, se logra controlar en tiempo real el impacto que esas campañas provocan sobre los viandantes que se cruzan con alguno de estos hikers por la calle.

Aunque esta nueva modalidad a día de hoy no es muy popular, lo cierto es que en la era 3.0 en la que nos movemos, constituirá una realidad a corto plazo y probablemente, y ante el previsible auge de los hikers, los ciudadanos se vean en la calle abrumados con tantas acciones publicitarias, ya que las mismas ya no sólo estarán de forma estática en marquesinas de autobús, fachadas de edificios, etc., sino que ahora se les dará movilidad bípeda y por tanto la incitación y estimulo publicitario tendrá el impacto deseado por las marcas.

Pero ¿cómo funciona un hiker? Según las fuentes consultadas, el hiker debe “solicitar” su mochila, lo que supone una inversión de entre 200,00€ y 300,00 € y a partir de ahí, en el trayecto que haya elegido, o le haya sido determinado, ser el “embajador” de la marca que publicita. Hiker lo puede puede ser tanto un trabajador autónomo, como no. La “recompensa”, y así es como lo define la start-up que impulsa esa nueva modalidad, será de unos 100,00 € – 200,00€ al mes para los primeros y para los segundos, vendrá dada en forma de descuentos o tarjetas regalo en la marca utilizada.

Desde una perspectiva laboral, será conveniente ya no atender a qué términos van a utilizar las empresas para “atraer” a los hikers ni a cómo se van formalizar los contratos con ellos, sino a la forma real de prestar esos servicios. Probablemente, la geolocalización de los hikers a través de las tablets, su recompensa, ya sea en metálico o a través de descuentos, y la propia mochila, puedan constituir indicios de laboralidad.

En cualquier caso, a corto-medio plazo el debate abierto con los riders alcanzará a los hikers, y con la aprobación del Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo, probablemente promueva a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, quien, a día de hoy, ya ha detectado a casi 18.000 falsos autónomos, a vigilar de cerca a este nuevo colectivo y quien sabe, a imponer la sanción máxima de 10.000,00€ por trabajador.

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo