MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

Q-LAWYER

DIRECTORIO

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

 
 
 
11 de MAYO de 2015

Especial XI Congreso de la Abogacía

Carlos Carnicer propone que la abogacía impulse un nuevo Pacto de Estado que regenere nuestra Justicia

LAWYERPRESS / @LuisjaSanchez

La Declaración de Vitoria subraya el papel de los abogados en un momento de cambio y la necesidad de regular por Ley Orgánica el derecho a la defensa, exclusivo de este colectivo

Fin del Congreso. El último minuto de estos tres días en Vitoria-Gasteiz sirvió para conocer el posicionamiento de la abogacía ante los nuevos tiempos que llegan. Un nuevo ciclo donde los abogados quieren ser protagonista. Fue su presidente Carlos Carnicer, quien leyó la Declaración de Vitoria, un decálogo de ideas que confluyen en la necesidad de un Pacto de Estado para la regeneración de nuestra Justicia. Otro de los elementos clave, el derecho a la defensa aparece en este texto, como actividad exclusiva de los propios abogados y que debe contar con una Ley Orgánica que desarrolle y proteja este precepto. A partir de este lunes vuelven las negociaciones con Justicia, de hecho, tanto el CGAE como otros operadores jurídicos están invitados a la puesta en marcha de la Comisión “Justicia sin Papeles”, creada por Catalá para lograr el objetivo de ir retirando el papel en la relación entre profesionales y órganos de la administración de Justicia. Como ya saben nuestros lectores la fecha de 1 de enero de 2016 es la fijada por el propio Ministro para lograr ese objetivo que, a juicio de muchos, parece impensable de lograr.

Después de tres días de intensos debates, donde asuntos como la transparencia como elemento para frenar la corrupción; la prueba electrónica y el papel del abogado en este nuevo entorno digital o la lucha de la privacidad frente a la libertad de información, se llegó este viernes al final de este XI Congreso del a Abogacía donde más de mil profesionales de toda España acudieron para intercambiar opiniones y conocer más de cerca los nuevos retos en los que se encuentra inmerso la profesión de abogado.

De esta declaración, que reproducimos a continuación, se echa en falta hablar de la despolitización de la justicia, situación que preocupa mucho a los abogados y a otros profesionales , así como alguna mención al papel del abogado en los métodos extrajudiciales como arbitraje y mediación. Si realmente los abogados logran evitar que muchos asuntos vayan a los juzgados, no hubiera estado de más una mención y que el Congreso hubiera tenido una mesa redonda específica para ello.

Sobre las reformas, la citada Declaración señala de forma general la necesidad del consenso y de contar siempre con la opinión de la abogacía de cara a que cualquier cambio legislativo esté de forma correctamente implementado y se cita la reforma penal o la llamada Ley Mordaza como reformas conflictivas que pueden alterar  en determinadas situaciones los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Este es el texto de la declaración:

 

VITORIA-GAZTEIZ  2015 – UN  NUEVO TIEMPO PARA LA ABOGACIA

La Abogacía Española, reunida los días 6 al 8 de mayo en el XI Congreso Nacional,  declara que:

1.- El nuevo tiempo iniciado en plena crisis económica, política y de valores exige la adaptación  de los abogados y sus instituciones, teniendo siempre presente la dimensión humana de la profesión. Contamos para ello con el apoyo institucional y el respaldo del Jefe del Estado quien ha destacado públicamente la relevancia de la abogacía para el funcionamiento del Estado de Derecho.

2.- Todos, absolutamente todos, debemos intensificar la defensa de los derechos humanos. No podemos mirar para otro lado ante la injusticia.

3.- La abogacía española reafirma su función social y su compromiso con los más desfavorecidos,  defendiendo el actual sistema de Turno de Oficio y Asistencia Jurídica Gratuita, ejemplo de servicio público eficiente y de calidad y  exige a las administraciones  públicas un trato digno y una remuneración digna y puntual para esos servicios y los miles de abogados que los prestan, merecedores del máximo reconocimiento.

4.- Debe promulgarse una LEY ORGANICA DEL DERECHO DE DEFENSA, que completando nuestro sistema de Justicia,  regule el asesoramiento y la defensa jurídica  y refuerce otros derechos  conexos, como la formación, la confidencialidad de las conversaciones, la inviolabilidad de las comunicaciones, la deontología o el secreto profesional.

5.- Apostamos por la mejor formación inicial y permanente para alcanzar la excelencia. Necesitamos la especialización para afrontar los retos del futuro que nos permitan continuar con una abogacía siempre adelantada a los tiempos. Es necesario imaginar hasta lo inimaginable, aumentando el nivel de exigencia y buscando nuevas fórmulas en el ejercicio profesional.

6.- La evolución tecnológica y científica, su incidencia en los derechos de los ciudadanos, nos obliga a innovar y profundizar, para hacerla compatible con la seguridad jurídica y convertirlos en garantía de Justicia.

7.- No deben abordarse reformas de calado, tanto procesales como sustantivas, sin que la abogacía sea oída. Es  preciso desarrollar los máximos esfuerzos en la búsqueda de consensos, desde el dialogo y la participación. Solo así se evitarán afecciones a los derechos fundamentales como las habidas, entre otras, con las tasas, la conocida como ley mordaza o la reforma del Código Penal.

8.- La Abogacía reclama, y se ofrece a coliderar, un gran Pacto de Estado por la Justicia, base de la convivencia y la paz social, que permita reconstruir y regenerar un sistema de Justicia estable, con el compromiso de todos, para conseguir que funcione de forma segura, ágil, previsible y neutral.

9.- La defensa jurídica es y debe seguir siendo exclusiva de la abogacía. Sin derecho de defensa, sin abogacía, sin contradicción,  en igualdad de las partes, no puede haber Justicia.

10.- Solo desde la unidad se puede mantener la fortaleza necesaria para ejercer el liderazgo social que nos reclaman los ciudadanos en una sociedad cada vez más necesitada de asesoramiento y defensa.

 

 

 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2015 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal