MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

Q-LAWYER

DIRECTORIO

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

 
 
 
20 de ENERO de 2015

La economía colaborativa, su valoración del riesgo y la llegada de la tecnología modifican la visión de los abogados de su negocio

LAWYERPRESS / @LuisjaSanchez

Expertos convocados por FIDE debaten sobre los cambios en el mercado de servicios jurídicos y la llegada de la economía colaborativa a la abogacía

Analizar el impacto de la economía colaborativa, su valoración del riesgo y los nuevos desarrollos tecnológicos que ayudarán a una mejor gestión por parte de la abogacía forman parte de la ponencia que impartirán mañana miércoles en FIDE  Alejandro Sánchez del Campo, abogado del área comercial y digital (CCDO) de Telefónica, Ignacio González, asociado al Departamento de Propiedad Intelectual e Industrial de Garrigues con la moderación de Álvaro Lobato de DLA PIPER. Se trata en este encuentro con más de cuarenta profesionales del sector de analizar cómo el abogado va a ser permeable a estos y otros cambios que llegan en un entorno global, donde el derecho pese a ser local tiene un transfondo internacional importante.  Pese a ello,  estos expertos creen que la figura del abogado será necesaria, sobre todo en los pleitos más complejos. Nuestra publicación ha hablado con ellos de forma extensa  antes de este evento y extractado unas primeras conclusiones que ahora reproducimos.

Alejandro Sánchez del Campo, subraya  que hay tres elementos claves en este entorno que hará que cambie la mentalidad del os abogados. En primer lugar, la economía colaborativa y su impacto en la propia abogacía siguiendo modelos que impulsan marcas como Uber o Airbnb. Otro elemento a tener en cuenta es como valoran sus riesgos legales “ son empresas que van del todo a nada y que están dispuestas a triunfar o a arruinarse”, aclara. El tercer elemento es la progresiva automatización de los procesos donde ya hay aplicaciones como Watson de IBM que desarrollar muchos procesos de forma tecnológica. Para este experto hay que plantearse si los abogados podemos estar al margen de estas tendencias.  “ Creo que sería un error estar al margen. Incluso la nueva valoración de riesgos que se plantea se podrá hace adaptándose a una nueva normativa”, comenta.

Para Ignacio González, “los abogados tendremos que cambiar el chip y es evidente que habrá que ver como encajan los despachos el impacto de las tecnologías disruptivas o la inteligencia artificial. Condicionará bastante la prestación de los servicios jurídicos de los propios despachos”, indica. A su juicio con el uso de la tecnología el trabajo complejo quedará para el letrado y el más sencillo irá por estos automatismos. “Los retos de los despachos son dos desde mi punto de vista: en primer lugar los abogados debemos integrar las tecnologías cuanto antes y entender que el soporte que va ayudar a prestar ese tipo de servicios jurídicos va a ser tecnológico”. Estos cambios redundarán en los costes de tal manera que se abaratarán. “Es evidente que el perfil de los abogados va a cambiar en este nuevo contexto valorándose la capacidad de negociar o la generación de confianza con el cliente”, comenta.

En opinión de Álavaro Lobato habrá un ajuste del mercado legal “cada vez habrá menos despachos con menos asuntos. Ahora el 90 por cien del trabajo en un despacho legal se puede comoditizar”. A su juicio es un conocimiento sobrevalorado en un futuro donde los precios caerán ostensiblemente. “Se observa que el conocimiento jurídico añade poco valor y es posible que el 80 por ciento de las decisiones las pudiera tomar una máquina con un margen de error menos que el de un ser humano”, subraya. En general para este jurista el derecho ha llegado a su límite y genera poco valor. “En este contexto el abogado tendrá que añadir valor al negocio concreto del cliente y eso ya no será un abogado en el sentido tradicional de la palabra tal y como lo conocemos”, indica.  También pronostica que habrá muchos menos abogados que los  que hay ahora y más económicos porque insiste “el derecho es un conocimiento muy elemental”. Todos estos cambios provocarán ciertas tensiones en las estructuras actuales de los despachos de abogados.

 

 

 

 
 
 

 

 
 
 
 
 
 

MARKETINGG

COMUNICACIÓNNN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

DIRECTORIO

Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2015 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal