MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

Q-LAWYER

DIRECTORIO

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

 
 
 
09 de MAYO de 2016

El secretario general de la CIMA ingresa en la Academia Peruana de Doctores en Derecho

Redacción / CanalCIMA

El pasado 25 de abril, en las vísperas de la celebración del X Congreso Latinoamericano de Arbitraje que se celebró en Lima (Perú) entre el 27 y el 29 de abril y en el que la CIMA tuvo nuevamente una presencia relevante, se celebró el solemne acto de ingreso del secretario general de la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje, D. Francisco Ruiz Risueño en la Academia Peruana de Doctores en Derecho.

El nuevo académico, dedico su discurso de ingreso –en el que no faltaron las referencias a Cervantes y César Vallejo- al arbitraje, como forma privada y alternativa al orden judicial para la resolución de disputas y controversias.

El secretario general de la CIMA manifestó ante la Academia peruana su convicción de que el arbitraje “es una inequívoca manifestación y conquista de la sociedad civil frente al poder político y público de los propios Estados”. Por ello, afirmó, la libertad de los individuos se yergue como la base y fundamento de tan importante modo de tratar y decidir las disputas.  Solo desde la libertad de los individuos puede y debe entenderse el Arbitraje. Solo desde el respeto escrupuloso a la libertad debe configurarse su regulación y tratamiento normativo. Las leyes que lo regulan, como son las de nuestros países, lo hacen desde el absoluto respeto a la manifestación jurídica más representativa de la libertad, que no es otra que el respeto a la autonomía de la voluntad de las partes litigantes”

Continuó Ruiz Risueño ensalzando el respeto a la voluntad de las partes “un sagrado e irrenunciable principio”, erigiéndose el convenio arbitral en el requisito central del arbitraje por el que las partes acuerdan la forma de arbitraje, de Derecho o de Equidad, “ad hoc” o institucional; deciden, en su caso, la institución arbitral encargada de su gestión y administración; eligen al árbitro o árbitros encargados de resolver mediante laudo la controversia planteada, y en cualquiera de los supuestos, pueden convenir incluso el procedimiento para su elección. Son así mismo las partes las que pactan el procedimiento a seguir en la tramitación de las disputas, y quienes fijan, siempre de común acuerdo, el calendario de actuaciones, así como la fecha en que debe ser dictado el laudo, la sede y el idioma del arbitraje y el Derecho aplicable para la resolución de la controversia.

El secretario general de la CIMA proclamó desde la tribuna académica su convencimiento de que el arbitraje se vertebra como modo alternativo de resolver controversias y supone una fórmula superadora del monopolio judicial en manos del Estado y de que la intervención de los Estados debe quedar limitada a fijar el marco legal que regule el arbitraje, renunciando a su inmunidad jurisdiccional y al ejercicio de sus potestades políticas.

La labor del Estado, dijo Francisco Ruiz Risueño, “debe estar encaminada a garantizar a la sociedad civil, desde la más escrupulosa neutralidad, el derecho a acudir libremente, y sin interferencia judicial o política, a resolver sus disputas ante los Tribunales e instituciones arbitrales”.

Concluyó el secretario general de la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje, reafirmando que el arbitraje” ha cumplido, cumple y debe seguir cumpliendo un papel importante en el desarrollo económico mundial, siendo además un instrumento no menos importante para el mantenimiento y progreso del comercio y de la paz mundial”.

El nuevo miembro de la Academia Peruana de Doctores en Derecho agradeció su elección para formar parte de la prestigiosa institución jurídica, abriendo una nueva ventana para la difusión, estudio e investigación del arbitraje como mecanismo alternativo de solución de conflictos.

El secretario general de CIMA, Francisco Ruiz Risueño es licenciado en Derecho con Premio Extraordinario de Fin de Carrera y Abogado del Estado en excedencia, autor de diversos libros jurídicos especializados y está en posesión de la medalla al Mérito Constitucional y la Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort.

 

 

 
 
 

 

 

 
 
 
 
 
Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2016 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal