El decano del ICAM, partidario de que sean los jueces quienes elijan a los miembros del CGPJ Alonso asegura que "Marchena hubiera sido un excepcional presidente del Consejo"

Publicado el jueves, 22 noviembre 2018

El decano del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), José María Alonso, ha defendido la honorabilidad y “la excelencia” del que hasta hace 48 horas iba a ser el presidente del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Manuel Marchena. Recordemos que Marchena renunció el pasado martes a ocupar el cargo más importante de la judicatura española para, según él, defender y demostrar su total independencia respecto al poder político, tras saltar a la luz el mensaje del portavoz del PP en el Senado sobre el “control por la puerta de atrás” que iban a tener de la Sala Segunda del Supremo.

El decano del ICAM, José María Alonso, en rueda de prensa

El decano del ICAM, José María Alonso, en rueda de prensa

Núria Ribas / @oikit

Y precisamente a esta Sala Segunda del Supremo se ha referido Alonso en un desayuno con la prensa. El decano del ICAM ha hecho hincapié en el prestigio de la Sala Segunda del alto tribunal. Para Alonso, “hoy en día, la sala Segunda del Tribunal Supremo, que hay que defenderla a ultranza, tiene a los mejores juristas del Derecho Penal de este país. Y creo que es nuestra obligación, sobre todo cuando nos enfrentamos al proceso sobre el ‘procés’, que todos defendamos la independencia de esta Sala“.

En este sentido, Alonso ha insistido en que el juez Marchena debe seguir siendo el ponente en el caso del ‘procés’ independentista, tal y como estaba designado antes de filtrarse que sería él el próximo presidente del Poder Judicial. “Debe seguir siendo él porque no hay ninguna mácula sobre su independencia. Le honra lo que ha hecho. Para alguien que empezó como abogado en un humilde despacho, que luego sacó las oposiciones de fiscal, que renuncie a tener el puesto más importante en el mundo judicial de España, porque no quiere dudas sobre su independencia, es un ejemplo que todos deberíamos seguir“, asegura Alonso.

Para el decano, el sistema que en su opinión sería mejor a la hora de elegir los miembros del Consejo General del Poder Judicial es el de la elección de estos doce miembros por parte de los propios jueces, y que luego “fueran refrendados por el Parlamento, en cuanto a su idoneidad y capacidad. Que los jueces elijan entre ellos a los mejores, y luego que el Parlamento revise si existe alguna circunstancia que haga que esa persona no puede cumplir con ese cargo“.

Relaciones tensas con Justicia

La crítica a la acción de los partidos políticos en la renovación del Poder Judicial (ahora en una pausa indefinida, roto el pacto entre el PP y el PSOE, que podría alargar el mandato del actual presidente, Carlos Lesmes, hasta fecha indefinida) también se extiende a la administración de Justicia.

Alonso ha dejado muy claro que el ICAM apoya las reivindicaciones de jueces y fiscales planteadas en la reciente huelga del pasado lunes, en cuanto a retribuciones y medios dedicados a la Justicia. “Parece que la Justicia no le importe a nadie, somos como el hermano pobre“, asegura el decano. Y recuerda el conflicto abierto con el Ministerio a cuenta de las retribuciones por el turno de oficio: “La Comunidad de Madrid ya realiza los pagos del turno de oficio con normalidad, mensualmente, lo que es un gran avance. Pero, aunque Justicia ha aumentado los baremos, siguen siendo muy bajos“. Algo a lo que se enfrentan todos los Colegios de Abogados del país.

Caso aparte es el encontronazo entre el Consejo General de la Abogacía y el departamento que dirige Dolores Delgado a cuenta del turno de oficio para el caso Gürtel. Tras el pacto entre la anterior administración del PP y la Abogacía en cuanto a la remuneración para los abogados de turno de oficio que participan en el proceso de la Gürtel, se constató que esta remuneración pactada era demasiado baja a tenor del volumen del caso. El departamento entonces dirigido por Catalá aumentó la remuneración. Pero con el cambio de Gobierno, según el ICAM, Justicia decidió pedir la devolución de esta diferencia y paralizó los pagos del turno de oficio de todos los casos hasta que no se viera satisfecha esta devolución.

El ICAM, como el caso Gürtel se procesa básicamente en Madrid, aportó buena parte de esta devolución. Pero Alonso reitera que recurrirán ante la justicia esta devolución: “En este tema soy absolutamente beligerante, porque me parece absolutamente inadmisible“.

 

 

Sobre el autor
Núria Ribas

Periodista. Más de 20 años de experiencia en medios escritos y en comunicación política y corporativa. Periodismo jurídico, económico, político y cultural. Veraz siempre; parcial, también. @oikit

Comenta el articulo