La miseria de la Justicia

Publicado el martes, 22 mayo 2018

Hans A Böck / @LP_Hans

Papeles en carritos de compra, sótanos llenos de legajos, falsos techos que se caen, miles de folios impresos a pesar del sistema electrónico LexNet, jueces atacados por sentencias no muy bien comprendidas, un ministro reprobado por el parlamento y huelga de jueces.

¿Hay que decir algo más?

Que la justicia no trae votos puede ser una razón porque no se invierte de una vez por todas en el tercer pilar de la democracia cuyo papel es cada vez más importante. Por un lado, para mantener el sistema frente a las corrupciones y por otro lado, para tener un marco jurídico estable y de confianza que necesitamos los ciudadanos y las empresas para funcionar.

Sin embargo, hay ciertos anuncios de los responsables políticos mercadeando con los presupuestos de Justicia como con la subida para el turno de oficio tanto de abogados como de procuradores, o con la petición de legislar según lo que pida una opinión publica enojada por ciertas sentencias. (Bien se entiende que subir los baremos a los abogados y procuradores no les saca de la miseria.)

La justicia no trae votos, no puede ser un argumento para que siga en la miseria. No puede ser un argumento para no tener un sistema electrónico que facilite el trabajo de los juzgados en vez de entorpecerlo, tal y como acaba de manifestar el mismísimo Carlos Lesmes sobre LexNet, la operación estrella del Ministro de Justicia, Rafael Catalá.

Y hoy, 22 de Mayo, nos tropezamos con una huelga de jueces que debe ser la única que se haya convocada en toda Europa en los últimos 50 años. Como nos comenta hoy en una entrevista Ignacio González Vega: “Esto va del malestar que tiene la corporación judicial y fiscal en cómo se encuentra la justicia española en pleno siglo XXI.” Lo que deja claro que si los ciudadanos perciben la justicia como lenta, ininteligible, lejana y a veces “injusta” los jueces les dan la razón.

Que los jueces denuncien falta de medios, una retribución no adecuada a su carga de trabajo, y sobre todo, la intromisión de la política en la Justicia, tanto en el nombramiento de los órganos de gobierno de los jueces como en la actividad del ministerio fiscal es grave. Que el ministerio no aporte propuestas concretas es más grave aún.

¡Que la Justicia este en la miseria, y eso desde hace decenas de años, no es admisible! Desde estas páginas ya hemos pedido en varias ocasiones un pacto por la Justicia que saque a jueces, fiscales, secretarios judiciales, abogados, procuradores y ciudadanos de esta miseria de Justicia.

Sobre el autor

Editor y Director de Lawyerpress. Fundador del grupo Lawyerpress. Periodista con más de 30 años de experiencia en medios nacionales e internacionales. Idiomas: Español, alemán, inglés. Correo electónico: hab@lawyerpress.com y Twitter @LP_hans

2 Comentarios sobre este articulo. Comenta tu primero.

  1. Ulpiano 22 mayo, 2018 a las 15:22 - Reply

    ¿Retribución no adecuada?, pues un juez del montón gana 3.7000 euros limpios al mes, ¿les parece poco?

  2. Ulpiano 22 mayo, 2018 a las 15:23 - Reply

    3.700 quería decir

Comenta el articulo