Maria Eugènia Gay cumple las principales premisas de su programa sólo en 100 días de gobierno

Publicado el jueves, 30 noviembre 2017
Maria Eugènia Gay, decana del ICAB

Maria Eugènia Gay, decana del ICAB

La decana del ICAB, Maria Eugènia Gay, y su Junta han presentado esta mañana el balance de sus primeros 100 días de gobierno poniendo énfasis en la materialización de los cinco compromisos más importantes de su programa de gobierno.

Maria Eugènia Gay ha resaltado que “estos primeros objetivos en los cuales ya estamos trabajando suponen cinco pilares fundamentales para fortalecer el ejercicio de la abogacía barcelonesa para hacerla más transparente, accesible, moderna y útil, tanto para los profesionales del sector como para la ciudadanía”.

La decana ha desgranado las principales novedades que suponen los cinco pilares, empezando por el fomento de la función pública del Colegio, contribuyendo a la paz social. En este sentido, ha recordado que en estos primeros 100 días de Junta ya se ha puesto de manifiesto la vocación de servicio y la implicación del ICAB en aquellos asuntos que marcan el día a día de la ciudad, como punto de encuentro y de diálogo. Dos ejemplos de esta vocación los encontramos:

  • En  la puesta en marcha del SOJ Atentados, Servicio de Orientación Jurídica a las víctimas del atentado de Barcelona del 17 de agosto, que facilitó a las familias orientación y ayuda en unos momentos dolorosos.
  • En el liderazgo de la Comisión Independiente de Diálogo y Mediación, juntamente con más de 150 organizaciones y más de 500 personalidades que apoyaron esta iniciativa. Una Comisión que ha proyectado la institución como un espacio transversal de diálogo, acuerdo y defensa de los derechos y deberes reconocidos por la ley y el Estado de Derecho.

Después de los primeros 100 días de gobierno el ICAB, pues, considera que se abre un camino en el que el Colegio ha de tener un papel activo, tiene que ser el punto de encuentro y de debate de la sociedad civil catalana. Por su trayectoria y prestigio como institución, tiene que implicarse en todos aquellos asuntos que marcan el día a día de la sociedad.

Al lado de esta línea social de actuación, la decana, Maria Eugènia Gay, ha destacado el resto de pilares que fortalecen la profesión de la abogacía barcelonesa desde dentro:

Modificación de las condiciones de la Póliza de Responsabilidad Civil que pasa por rebajarla y mejorar la cobertura para que se adapte a las diferentes necesidades del colectivo. El ICAB vela por el correcto desarrollo del ejercicio profesional de los abogados y abogadas y por disponer de una Póliza de Responsabilidad Civil que permita desarrollar la profesión con más seguridad jurídica.

  • Bajada de las cuotas colegiales. El ICAB presta atención a los jóvenes que inician su trayectoria profesional en el ejercicio de la abogacía, porque son el presente y marcarán el futuro de esta profesión y de la institución. Por esto propone una reducción de cuotas colegiales, tal como se preveía en el programa electoral, que consiste en el 50% de la cuota para los jóvenes en los primeros dos años de ejercicio (supone un ahorro de hasta 129€ anuales). Asimismo, y como reconocimiento a la vida profesional y colegial de los abogados con vocación de servicio e implicación social que hace más de 43 años que se dedican, se les reducirá las cuotas, con un ahorro para ellos de hasta 312€ anuales.
  • Fomento de la participación con la creación de nuevas Secciones, Comisiones y Grupos de Trabajo. Se pone en marcha la Sección de Consumo para dar respuesta a un ámbito cada vez más transversal para dotar de conocimiento y unificar en la materia. Se crea la Comisión de Transformación Digital para permitir una sede colegial digital, influir decididamente en la transformación digital de la justicia, convertirse en un referente mundial en transformación digital y mejorar el nivel de los abogados/das que ya sean expertos en este ámbito. Se impulsa, también, el Grupo de trabajo de violencia de género con el objetivo de aportar instrumentos, propuestas y acciones que permitan trabajar a las instituciones para garantizar una atención a las víctimas y luchar para acabar con esta lacra. Finalmente, se crea la Comisión delegada de la Junta de gobierno sobre relaciones internacionales para proponer herramientas y recursos para la internacionalización del ICAB, promoviendo la participación de la institución y de los colegiados en foros internacionales y ayudando a que Barcelona sea sede de acontecimientos jurídicos internacionales y se convierta en el Fórum de la Abogacía Internacional.
  • Aplicación del Código Ético y la transparencia en la gestión de la Junta de gobierno. El Código Ético es una recopilación de reglas y principios de actuación profesional que tiene que orientar y gobernar la convivencia entre las diferentes personas y colectivos del ICAB. Tiene que ser un referente de valor para toda la comunidad de la abogacía barcelonesa y su obligatoriedad se establece sobre la base de las razones éticas y morales de autoimposición que lo justifican. Servirá de carta de presentación de los valores, principios y compromisos generales del Colegio ante la sociedad.
  • Revisión y evaluación de la organización. El Colegio de la Abogacía de Barcelona pone en marcha un nuevo modelo de gestión, realizando un autoanálisis interno fruto de la interacción de la Junta de Gobierno y el equipo de trabajadores. Ambos han elaborado un DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) del Colegio para poder realizar mejoras en la organización y avanzarse a los posibles problemas que puedan acontecer. Asimismo, se está realizando una auditoría laboral, además de la auditoría económica y de calidad.
Sobre el autor

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo