Enrique Ortega Burgos, mejor `Profesor de Escuelas de Negocios de España’: “La formación del sector legal necesita una reforma muy profunda en muchos ámbitos.”

Publicado el Martes, 7 noviembre 2017
Enrique Ortega Burgos

Enrique Ortega Burgos

Hans A. Böck / @LP_Hans

El Jurado de La Asociación Española de Escuelas de Negocios ha reconocido a Enrique Ortega Burgos como mejor “Profesor de Escuelas de Negocios de España” algo que se suma al reconocimiento por los votantes de un conocido foro que le nombraron como uno de los mejores 5 profesores de Derecho Empresarial de España, lo cual le sitúa objetivamente hablando como el mejor profesor de Derecho empresarial de postgrado de España tanto por las Escuelas como por los alumnos.

Enrique Ortega Burgos es abogado colegiado ejerciente (ha trabajado tanto en empresa como en despachos), profesor y director de programas en las prestigiosas IE Law School, ISDE y en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid donde preside la sección de retail y franquicia. Aparte imparte clases en más de una docena de programas MBAS en varias Escuelas de Negocio y colabora como profesor asociado de la Universidad Rey Juan Carlos en la que se encuentra realizando su tesis doctoral.

Lawyerpress (LP): Enrique, con este reconocimiento se ha premiado toda una extensa carrera dedicada a la enseñanza dentro del sector legal. ¿Cómo ve usted la formación de los abogados en España, tanto a nivel público como privado?

Enrique Ortega Burgos (EOB): La formación del sector legal –al igual que la formación en general- necesita una reforma muy profunda en muchos ámbitos. La enseñanza de los futuros abogados en la Universidad es actualmente demasiado teórica y poco orientada a la profesión– en buna medida por la poca presencia de profesionales en las aulas – lo que suele ocurrir es que no es raro que muchos graduados no hayan visto un juicio, redactado un contrato o aprendido a recurrir una multa de tráfico durante el grado, naturalmente hay profesores universitario brillantes que conjugan lo teórico y lo práctico de forma excepcional, si bien el criterio del formador debería ser diferente al del investigador.

La complementariedad entre la teoría y la práctica, la investigación y la orientación profesional deberían equilibrarse ya que actualmente es la teoría y la investigación la que predomina.

En el mundo de postgrado, especialmente en los “programas oficiales” nuevamente volvemos a encontrarnos una fuerte presencia académica en un porcentaje que va a reducirse en los próximos años para los profesionales en ejercicio lo cual, a mi juicio, es un error. Es una pena que los mejores programas de especialización –a mi juicio- suelan ser privados lo que hace complicado que muchos brillantes abogados puedan optar a formarse de forma competitiva.

Por lo que se refiere al Máster de Acceso, mi opinión es que un programa que suple ese quinto año de carrera que fue eliminado y que con más de un 90% de aprobados, donde puedes optar por algunas ramas del derecho olvidando totalmente las demás y sin asignaturas que orienten a la consultoría nos aleja de la calidad y exigencia que se busca en la formación de los abogados para orientarlos al mundo profesional con garantías por lo que no puedo estar más en desacuerdo con la formación y orientación del Máster.

LP: Los masters de derecho son muy numerosos. ¿Cómo profesor que le recomienda a un alumno a la hora de elegir una institución?

EOB: Un programa con un fuerte contenido de profesionales tanto en las materias como en el claustro, exigente con los alumnos y con prácticas en Instituciones que garanticen el aprendizaje es una elección que el mercado laboral acoge con gusto si bien éstos no suelen ser baratos pero las opciones por un postgrado académico o alguno de los que “facilitan” varios títulos online sin el menor esfuerzo son –a mi juicio- una pérdida de tiempo y de dinero aunque el título valga como tal.

Tenemos la gran fortuna que algunas de nuestras Escuelas de Negocio figuran entre las mejores del mundo lo cual supone una garantía de aprendizaje.

LP: También los colegios de abogados realizan formación. ¿Cómo está la oferta de formación de los colegios?

EOB: Los Colegios tienen una formación variada y económica si la comparas con las Escuelas, sin embargo, muchos abogados están lejos de acceder a ella ya que normalmente los abogados de empresa y las grandes firmas tienen poca presencia y conocimiento de la “vida colegial”, además los cursos suelen estar orientados al abogado procesalista que es el que suele hacer “vida colegial”.

Los Colegios necesitan dar una formación mucho más empresarial ya que muchos colegiados trabajan en la empresa y apenas conocen o participan en los Colegios.

LP: El profesorado de muchos programas suele ser muy joven. ¿Qué cualidades debe tener un profesor desde su punto de vista?

EOB: La experiencia es un grado para poder transmitir experiencia, pero no es el único ya que la vocación es muy importante.

Opino que dar clases para “figurar”, hacer puntos para ser socio o “comentar con tus colegas” que eres profesor es un craso error ya que se olvida que el objetivo es formar a los alumnos, muchos de ellos jóvenes que buscan el apoyo y la orientación de los profesores.

La capacidad para transmitir e ilusionar es importante ya que tratamos normalmente con personas que necesitan que les guiemos en su aprendizaje y no que les “demos lecciones de cuán profesionales que somos o las operaciones tan importantes en las que participamos”.

LP: Las habilidades del abogado, desde la gestión de su despacho hasta la oratoria, son asignaturas que sólo forman una mínima parte en la oferta de las grandes escuelas de derecho. ¿No deberían tener mayor peso?

EOB: Por supuesto si quieren pleitear o ejercer, sin embargo, una de las mayores deficiencias que detecto es la falta de conocimientos empresariales tales como contabilidad o finanzas que se hacen especialmente útiles cuando se asesora a empresas.

Creo que hay que diferenciar la formación entre aquellos que ejercen en los Tribunales y aquellos que asesoran y realizan consultoría ya que la formación legal suele centrarse en los primeros aunque sean mucho menos numerosos que los segundos.

Sea como sea la formación del abogado debería ser más práctica, multidisciplinar, exigente, larga y orientada al empleo (como ejerciente o como consultor) algo que parece difícil sobre todo cuando parece que quieren recortarse aún más la duración de los grados.

LP: ¿Cómo ve Usted la profesión de abogados desde su punto de vista? ¿La tecnología y los procesos de innovación van cambiando la forma de ejercer la profesión?

EOB: Las tecnologías están cambiando todas las profesiones y la abogacía no va a ser una excepción, nadie duda hoy de la importancia de las redes sociales, las nuevas formas de comunicación y el uso de las tecnologías de la información para nuestro día a día. No me atrevo a pronosticar cuál será el impacto en el futuro en la profesión, pero habrá que adaptarse necesariamente para evitar quedar fuera del “mercado”.

LP: ¿Resulta fácil ser profesor?

EOB: La docencia resulta muy complicada ya que está polarizada entre aquellos que realizan carrera académica en la que una parte muy importante de su vida consiste en investigar y las grandes firmas que firman convenios con todas las Escuelas y garantizan el acceso como profesores a muchos de sus profesionales por lo que sin una marca detrás se hace harto complicado, algo que en mi caso me anima a superarme y a ser mucho mejor profesor.

LP: Usted también ha publicado ya unos cuantos libros. ¿Cuál es su próximo proyecto editorial?

EOB: Ahora, después de más de 18 meses de trabajo estamos ultimando una obra sobre ALIMENTACIÓN y BEBIDAS con Thomson Reuters Aranzadi que cuenta con más de 1000 autores y en las cuales vamos a tratar todas las materias que inciden en un sector de tantísima relevancia en el PIB español con el apoyo de la FIAB y muchos directivos de las principales empresas del país, también tengo firmado otro proyecto de calado que llevo meses trabajando y verá la luz en 2019.

Los proyectos que elaboro como Director de la Colección de Grandes Tratados de Thomson Reuters Aranzadi, son –a mi juicio- diferentes a los tradicionales Tratados jurídicos ya que pretendemos centrarnos más en sectores económicos y sus múltiples problemáticas que en una materia concreta del derecho.

Sobre el autor

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo