Consideraciones sobre el nuevo accidente de trabajo in itinere para el autónomo

Publicado el Viernes, 3 noviembre 2017

Mª José Boluda Castelló, Directora Territorial Jurídico Mutua Universal.

Acaba de ser aprobada la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, entre cuyas medidas se modifica el artículo 316 del RD 8/2015 que aprueba el Texto MU-accidenteRefundido de la Ley General de la Seguridad Social y amplía la cobertura de la contingencias profesionales para los trabajadores autónomos con el reconocimiento del accidente in itinere para dicho colectivo, es decir, aquel comúnmente conocido para los trabajadores por cuenta ajena, como el que sufre el trabajador al ir o al volver del lugar del trabajo. Ahora bien, el legislador sustituye el término “lugar de trabajo” utilizado para el trabajador por cuenta ajena, por “lugar de la prestación de la actividad económica o profesional”; aclarando en la propia redacción de la norma  que se entenderá como lugar de la prestación el establecimiento en donde el trabajador autónomo ejerza habitualmente su actividad siempre que no coincida con su domicilio y se corresponda con el local, nave u oficina declarado como afecto a    su actividad económica a efectos fiscales.

Mª José Boluda Castelló, Directora Territorial Jurídico Mutua Universal

Mª José Boluda Castelló, Directora Territorial Jurídico Mutua Universal

Es evidente que, con esta redacción, el legislador ha condicionado la declaración del accidente de trabajo al accidente que sucede en el trayecto a realizar entre el domicilio del trabajador autónomo y el centro declarado como afecto a su actividad a efectos fiscales y no a distinto lugar al que pudiera acudir el autónomo a prestar servicios con ocasión de su actividad.

Este límite o  condición, pienso que  no es porque se trate de dar menos cobertura social a los trabajadores por cuenta propia, sino porque en el caso del autónomo, recaen de forma conjunta la condición de trabajador y también la de empresario, por lo que es prácticamente imposible que se puedan fijar unos desplazamientos habituales  desde el domicilio del trabajador hasta su punto de trabajo, ya que éste puede ser diferente cada día, puede asistir a varios en una misma jornada, o incluso es imposible prevenir  los desplazamientos con origen o destino en el domicilio del trabajador con motivo de su jornada laboral.

Exige por tanto el legislador el elemento topográfico (trayecto lógico y habitual) al igual que sucede en el accidente in itinere por cuenta ajena;   ahora bien,  no queda claro bajo mi punto de vista, si serán exigibles el resto de elementos fijados por la jurisprudencia en el accidente in itinere del trabajador por cuenta ajena,  como el elemento teleológico, que la finalidad del viaje sea únicamente la prestación laboral;  el elemento cronológico, que el eventual accidente tenga lugar en un periodo temporal concreto y razonable,  y;  el elemento mecánico o idoneidad de medios, es decir, que el trayecto a realizar sea un medio adecuado, utilizado racionalmente por el trabajador.

Es evidente pues, que la jurisprudencia va a tener de nuevo un papel fundamental en el desarrollo de la figura del accidente in itinere para el trabajador autónomo, dada la variedad de situaciones que podrían darse, teniendo en cuenta además, que no es aplicable la presunción de tiempo y lugar, debiendo el trabajador autónomo acreditar la laboralidad del accidente en cualquier caso.

Sobre el autor

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo