La disrupción tecnológica oportunidad y no una amenaza para su negocio

Publicado el miércoles, 14 junio 2017

KPMG-CEOoutlook

Los CEOs españoles se muestran confiados en el crecimiento de la economía nacional en los próximos 12 meses, más incluso que sus homólogos a nivel internacional: un 82% frente al 79% de la media global. Este optimismo, reflejado en la III edición del informe Global CEO Outlook de KPMG, también se señala en su percepción de la evolución de la economía global, positiva para un 76% de los CEOs en España, frente al 67% que lo piensa a nivel global.

Los primeros ejecutivos españoles también se muestran optimistas en lo que se refiere a las contrataciones, con un 65% afirmando que mantendrá su plantilla en el próximo año y un 36% pronosticando un incremento.

A pesar de ello, la evolución a medio y largo plazo de sus propias compañías es más conservadora y, a pesar de que los ejecutivos expresan seguridad en su habilidad para adaptar sus compañías a los cambios, un 66% de los primeros ejecutivos españoles espera que sus empresas crezcan en los próximos tres años, frente al 83% de los CEOs a nivel global.

La disrupción, más una oportunidad que amenaza

Según se desprende del estudio de KPMG, titulado “Disrupción y Crecimiento”, seis de cada diez CEOs españoles, alegan que su empresa está posicionándose activamente como agente disruptivo en su sector. Esta afirmación demuestra que los CEOs están abrazando el cambio ante los cambios en el statu quo geopolítico y el avance tecnológico, que se está propagando a gran velocidad en todos los sectores y economías. En vez de percibir este entorno como una amenaza, dan la bienvenida a los acontecimientos, de modo que 7 de cada 10 CEOs de nuestro país (un 60% a nivel global) consideran la disrupción tecnológica como una oportunidad para su organización. “La disrupción se ha convertido en una realidad más para los líderes empresariales, que tienen que integrar y gestionar en su día a día una cotidianidad marcada por la elevada incertidumbre”, afirma Hilario Albarracín, presidente de

KPMG en España. Por ello, continúa, “el sentimiento general es positivo y predomina la confianza en que se están dando los pasos necesarios y en la dirección correcta para hacer que la propia organización sea la que lidere la disrupción en su sector, en lugar de mantenerse a la expectativa de los cambios que puedan llegar impuestos”.

La globalización no se detiene, pero irrumpen nuevos riesgos

En un momento en que la retórica populista y proteccionista parece invadir el escenario político mundial, resulta reseñable que un 97% de los primeros ejecutivos españoles prevean que el ritmo de globalización seguirá incrementándose o se mantendrá en los próximos 36 meses.

En el caso de España, las buenas perspectivas económicas han llevado al 86% de los CEOs a considerar el mercado interno como prioritario en su estrategia de crecimiento a tres años, junto con socios comerciales tradicionales como Reino Unido, prioritario para un 24%, Alemania (14%) así como Estados Unidos, Francia e Italia (12%).  Ante el riesgo geopolítico, 7 de cada 10 afirman estar contratando especialistas en los equipos de dirección para afrontarlo. Con el Brexit como principal foco de incertidumbre en este campo a nivel europeo, los CEOs españoles ven un efecto limitado sobre sus actividades en el Reino Unido; así, un 58% señala que no afectará a sus actividades de I+D en el país y un 54% considera lo propio con respecto a la contratación de profesionales.

Descartado éste como uno de los principales riesgos para las organizaciones españolas, las empresas han reevaluado los riesgos que afrontan, ante lo cual un 88% de los CEOs españoles afirma que ha invertido significativamente en buen gobierno y gestión de riesgos en el último año. Entre los que más preocupan, el riesgo operacional se sitúa en primer lugar, seguido de los tipos de interés y las necesidades cambiantes de los consumidores.

A pesar de los recientes ataques informáticos, la ciberseguridad cae al quinto puesto, desde el primer lugar que ocupaba el año pasado entre las preocupaciones de los CEOs de nuestro país. Sin embargo, aunque puede resultar paradójico, esto se explica hasta cierto punto por la creciente confianza en la capacidad para gestionar estas amenazas y por el hecho de que todos los grandes riesgos señalados tienen un fuerte componente digital, lo que confirma que la percepción de los riesgos está madurando y definiéndose. No obstante, solo un 22% de los primeros ejecutivos españoles afirma estar totalmente preparado para responder ante esta amenaza, y un 78% dice que su empresa únicamente está parcialmente cubierta ante el reto de la ciberseguridad.

Destaca, por último, la irrupción del riesgo reputacional como una de las grandes preocupaciones de los CEOs a nivel global, donde ocupa la tercera posición, y en España, pues los CEOs de nuestro país lo reconocen como el que mayor impacto tendrá en su empresa en el próximo trienio.

Las prioridades de un CEO que se reinventa

Los CEOs son conscientes de que la disrupción es un desafío tanto de la organización como de su persona, de modo que en la evolución de su rol parecen ganar relevancia cualidades como la inteligencia emocional, tan importante como las cualidades técnicas para un 45% de los encuestados a nivel global. En España, sin embargo, un 56% da aún más relevancia a las segundas.

Por otro lado, en un mundo que cambia rápidamente, los CEOs han de atender a multitud de prioridades en diferentes campos para asegurar la resiliencia de la empresa, al tiempo que toman decisiones audaces. Dentro de su estrategia de mercado, el refuerzo del posicionamiento actual es la principal de esas prioridades, ya que un 44% de los CEOs de España (53% a nivel global) prefiere incrementar el grado de penetración en los mercados en los que ya están establecidos. No obstante, ello no afecta a su voluntad de innovar, algo sobre lo que el 52% de los CEOs españoles encuestados planea invertir con fuerza a tres años vista.

Preguntados por cómo afrontan la gestión de la innovación, solo 1 de cada 10 CEOs españoles espera que su empresa se transforme en una entidad completamente diferente en tres años, frente al 34% que lo pensaba en 2016. Esto, sin embargo, no puede verse como una contradicción de su voluntad de sumarse a la disrupción, ya que los directivos de España y Europa apuestan de forma clara por la innovación sin asociarla a una transformación radical de la empresa.

En cuanto a la transformación tecnológica, para liderar un mercado como el actual resulta imprescindible conocer el potencial de las tecnologías emergentes. Al respecto, los CEOs españoles están cada vez más cómodos con su nivel de conocimiento del entorno tecnológico, con solo un 28% preocupado por el margen de mejora en cuanto al uso de las últimas tecnologías, frente al 42% que afirmaba estarlo el año pasado. No obstante, los desafíos siguen siendo importantes, y los ejecutivos españoles sitúan a la atracción del talento estratégico como el principal reto al que se enfrentan en este campo.

Acerca de Global CEO Outlook

La tercera edición del Global CEO Outlook de KPMG recoge la visión, expectativas y retos de los primeros ejecutivos del mundo a uno y tres años vista en base a una encuesta realizada entre el 21 de febrero y el 11 de abril de 2017 a 1.261 CEOs de 10 mercados clave (Australia, China, Francia, Alemania, la India, Italia, Japón, España, el Reino Unido y Estados Unidos) y 11 sectores principales (automoción, banca, infraestructuras, seguros, gestión de inversiones, ciencias biológicas, fabricación, distribución minorista/mercados de consumo, tecnología, energía/suministros públicos y telecomunicaciones).

Consulta la versión online del Global CEO Outlook Edición España.

Sobre el autor

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo