Ayyy….con la tecnología hemos topado

Publicado el Jueves, 1 junio 2017
Hans-gestiona

Hans A. Böck

Hans A. Böck / @LP_hans.

Que se habla y escribe mucho sobre tecnología en el sector legal esta fuera de duda. Me incluyo entre aquellos que nos apasiona ver los desarrollos tecnológicos, aunque no las entendamos del todo. Inteligencia artificial, robótica, aprendizaje de máquina, computación cuántica, son términos que ya nos parecen familiares, al menos a algunos …

El sector legal llega tarde a la tecnología, ya veremos cuando llegue a la famosa cuarta revolución industrial, que es la digital. Mucho pensarán que no hay que ponerse nerviosos y empezar a gastar millones de euros en desarrollos de robótica o inteligencia artificial, pero otros, sobre todo los grandes, ya lo hacen. Los principales despachos españoles en su totalidad han anunciado sus proyectos.

La tecnología está aquí, se ha posicionado para quedarse y por ende tenemos un nuevo factor para tener en cuenta. Pero, ¿dónde nos influirá? Del informe de BDO UK hemos aprendido mucho, pero conviene a repensárselo. La tecnología no sólo es eficacia, es un factor básico que requiere de inversión. Los despachos tendrán que crear vías de conseguir los fondos necesarios para mantener el ritmo de innovación, que será cada vez mayor. Una estructura clásica de socios no parece el sistema más adecuado para conseguir este ahorro o incluso el crédito para la carrera tecnológica.

Las consideraciones financieras para las firmas tendrán mucho más peso aún y llevarán finalmente a que un despacho se considere una empresa de prestación de servicios profesionales. Un cambio de mentalidad enorme.

La reducción de trabajo para abogados junior reduce la incorporación de nuevo talento a los despachos y en cadena afectará a la estructura de socios y a la pirámide de personal entera, que perderá base y puede desarrollar una estructura con un sobrepeso de los puestos intermedios, donde también se colocarán los gestores de la tecnología y puestos para-legales.

Los cambios de estructura en los despachos tendrán graves consecuencias para la planificación de las carreras profesionales y el objetivo de convertirse en socios. La percepción del desarrollo profesional en grandes estructuras de despachos tiene una clara amenaza por delante.

Los clientes exigirán una garantía de la eficacia de los despachos que se basa en la adopción de soluciones tecnológicas. Habrá que competir en la gestión del cambio tanto en las herramientas utilizadas como en las nuevas formas de prestación de servicios, e incluso en el desarrollo constante de nuevos servicios. La gestión del cambio en los despachos se convierte en un elemento clave y decisivo.

Para afrontar los continuos cambios se requiere de una mentalidad nueva, abierta y flexible. La definición de esta cultura nueva y mentalidad innovadora es un gran reto para los socio-directores y el conjunto de socios.

Financiación, estructura de personal y el cambio de mentalidad son tres retos que hay que afrontar de forma inmediata. El debate sobre que tecnología adaptemos se quedará para los especialistas y para todos nosotros que nos apasiona la tecnología.

Sobre el autor

Editor y Director de Lawyerpress. Fundador del grupo Lawyerpress. Periodista con más de 30 años de experiencia en medios nacionales e internacionales. Idiomas: Español, alemán, inglés. Correo electónico: hab@lawyerpress.com y Twitter @LP_hans

Comenta el articulo