El Congreso aleja el IVA del turno de oficio pero siembra dudas sobre la aplicación del servicio

Publicado el Miércoles, 10 mayo 2017

Asistencia-jurídica-gratuita

Núria Ribas / @oikit

Lo que tenía que servir para apagar el fuego provocado por la Dirección General de Tributos, que amagó con gravar con el IVA al turno de oficio, puede provocar otro entuerto legislativo a causa del redactado confuso de la proposición de ley que ayer el Congreso aceptó a trámite.

Parecía pan comido – y así fue en cuanto a votos para aprobar la toma en consideración – cerrar el despropósito que el pasado mes de febrero abrió Hacienda intentando cobrar el IVA al turno de oficio. Los colegios de Abogados y Procuradores pusieron el grito en el cielo, amagaron incluso con ir a la huelga. El ministro Catalá no tuvo más remedio que rectificar y asegurar que Hacienda había interpretado mal la transposición de una directiva europea que se refería a la justicia gratuita en Bélgica. El modelo belga no tiene nada que ver con el español y, por tanto, debía rectificarse.

Y para rectificar de forma incuestionable, PP, PSOE y Ciudadanos se emplazaron parar modificar la actual Ley 1/1996, de 10 de enero, de asistencia jurídica gratuita. En la toma en consideración de ayer en el Congreso, paso previo para iniciar la tramitación de la proposición de ley, tanto PP como PSOE (Ciudadanos finalmente se descolgó como ponente de la iniciativa por una cuestión técnica) dejaron claro qué pretende esta modificación: reforzar el carácter obligatorio de la justicia gratuita en España; que quede exenta de tributar el IVA con carácter retroactivo a enero de 2017; consolidar el baremo de indemnizaciones para los profesionales obligados a su prestación; y reafirmar que son los colegios profesionales los responsables de la organización de este servicio gratuito.

Hasta aquí, todo perfecto. De hecho, la toma en consideración de la proposición de ley fue apoyada por prácticamente todos los grupos de la Cámara. Pero eso no quita que los grupos de la oposición no integrados en la negociación de la reforma (algo que ya, de entrada, chirría porque todos buscaban arreglar el mismo problema: suprimir el IVA del turno de oficio) dejaran claro en sus intervenciones que el actual redactado de la ley abre dudas que hasta ahora parecía no haber.

Los colegios profesionales, ¿deben o pueden?

La primera duda que promueve el texto de la reforma es exactamente qué papel tienen los colegios profesionales. La proposición de ley primero asegura que son los colegios los que deben organizar el servicio de justicia gratuita, pero, más adelante, se puede leer que estos “pueden” llevarlo a cabo. ¿Pueden o deben?

En un párrafo del artículo 1 de la reforma se puede leer: “El servicio de asistencia jurídica gratuita será obligatorio en los términos previstos en esta Ley. Los colegios profesionales podrán organizar el servicio y dispensar al colegiado cuando existan razones que lo justifiquen”. En el artículo 22, sin embargo, esta organización es obligatoria. La ‘dispensa’ que el texto recoge tampoco gustó mucho a fuerzas de la oposición, que no entienden “a quién y por qué se va a dispensar de un servicio obligatorio”.

Una tercera duda es cómo garantizar las subvenciones e indemnizaciones que la reforma legislativa asegura querer reforzar. Recordemos que el pasado mes de abril, el Consejo de Ministros aprobó destinar algo más de 37 millones de euros al Consejo General de la Abogacía y al de Procuradores para sufragar los servicios de justicia gratuita para este 2017.

El retraso en los pagos a los abogados que ejercen turno de oficio ha llegado a ser de hasta nueve meses en algunos casos. Más de 44.000 abogados ejercen la asistencia jurídica gratuita y, en 2016, según el Grupo Parlamentario Popular, se atendieron 1.745.000 asuntos en toda España.

Para saber más:

El turno de oficio se salva del IVA

Sobre el autor

Periodista. Más de 20 años de experiencia en medios escritos y en comunicación política y corporativa. Periodismo jurídico, económico, político y cultural. Veraz siempre; parcial, también. @oikit

Comenta el articulo