Liderazgo femenino: saber combinar razón con emoción

Publicado el Martes, 7 marzo 2017

Patricia Marqués López, profesora del Máster en Dirección de Recursos Humanos en las Organizaciones de la UPF Barcelona School of Management.

Ellas escriben su historia de forma distinta, les cuesta seguir pautas, se aventuran diariamente para llegar a sus objetivos,  se arriesgan para superar los obstáculos de  la aventura diaria superándose también a sí mismas día a día.

Patricia-Marques

Patricia Marqués López, profesora del Máster en Dirección de Recursos Humanos en las Organizaciones de la UPF Barcelona School of Management

Son entusiastas. Las normas establecidas, sin razones y sin motivos  les aburren enormemente. Desbordan energía porque están preparadas para ser madres, hijas, amigas, parejas, líderes…. Son inagotables cuando el proyecto les motiva y enamora.

Comunican transmitiendo emoción y son capaces de empatizar con su interlocutor, son escuchadoras de sentimientos, maravillosas investigadoras, formadoras, comerciales… ¿Os preguntaréis porqué?, porque son capaces de combinar la razón terca con la empatía, de sentir pasión y proyectarla, de sufrir dolor y seguir luchando. Saben combinar razón con emoción y con ello cautivar corazones y mentes de sus trabajadores. Y esa es la clave en el liderazgo femenino.

Las personas que trabajan con ellas, las admiran, las envidian, las critican, las aplauden, han tenido que trabajar duro para llegar a ser quienes son.  Son capaces de enseñar a otras personas desde la experimentación, desde el “paso atrás” para ver cómo lo haces, no olvidemos que son educadoras por naturaleza.  Son grandes aprendedoras y emprendedoras. Están verdaderamente interesadas en escuchar todos los puntos de vista, integran las ideas de otros con el deseo de aprender con y de los demás de una manera compartida.

Son transformadoras, inventoras, rompen las reglas, no tienen miedo y si lo tienen lo comparten o se lo callan para después interiorizarlo y aprender de él más adelante. Se adaptan a cualquier situación porque su ego no va por delante.  Integran hechos y perspectivas procedentes de muchas fuentes diferentes por lo que el liderazgo femenino posee un estilo muy integrador.

Son las mujeres grandes líderes, sin duda.  Actúan con el propósito de fortalecerse por el fortalecimiento de los demás. Comparten, integran, aprenden, escuchan, se adaptan, son flexibles, atrevidas, pasionales, persuasivas, asertivas, comunicativas, arriesgadas, son líderes en femenino.

Ellas, líderes en femenino, mujeres que cambiaron el mundo: Juana de Arco que comandó al ejército francés en el siglo XV, Virginia Woolf que marcó la época del modernismo en el siglo XX, Lady Di quien a pesar de pertenecer a la realeza realizaba actividades altruistas, Coco Chanel que se atrevió a tomar prendas masculinas y rediseñarlas para el beneficio de las mujeres, Angelina Jolie activista que destina un tercio de su salario a causas humanitarias y todas esas mujeres anónimas que, como ellas, transforman el mundo día a día.

¿Atrevidas? Sí, ¡sin ninguna duda!

Sobre el autor

Comenta el articulo