XIV Jornada Financiera en Barcelona de la Mutualidad de la Abogacía

Publicado el jueves, 2 marzo 2017

mutualidad_0203

Organizada por la Mutualidad de la Abogacía, dentro su programa para el análisis de los grandes temas de actualidad, se ha celebrado en el Majestic Hotel de Barcelona, la XIV Jornada Financiera, con una doble Ponencia sobre Perspectivas económicas y financieras para 2017. El desafío actual de la Banca, con Juan Antonio Alcaraz García, director general de CaixaBank, y Situación y futuro de las pensiones, a cargo de Mercedes Ayuso Gutiérrez, catedrática de economía española de la Universitat de Barcelona y miembro del Comité de Expertos nombrado por el Gobierno para la definición del factor de sostenibilidad del sistema público de pensiones.

Previo a iniciar las exposiciones, la jornada contó con la presentación del presidente de la Mutualidad de la Abogacía, Enrique Sanz Fernández- Lomana,  quien puso de manifiesto en sus palabras la solidez y garantía de la Mutualidad avalada por la prudencia en la gestión y la política de inversiones. Por su parte, Rafael Navas, director general de la entidad, realizó un breve recorrido por los principales resultados de la Mutualidad al cierre del ejercicio 2016 que la sitúa como la primera mutualidad de previsión social en España y la séptima en el ranking de entidades aseguradoras de vida, gestiona casi  6.000 millones de euros en ahorros, unos activos con valor de mercado de 7.219 millones de euros y da cobertura a casi 200.000 mutualistas.

Juan Alcaraz analizó en su ponencia el entorno económico y la situación del sistema bancario, señalando que si bien algunos indicadores como el PIB mundial indican que en la economía global hay un “buen ritmo de avance”, el entorno está bajo “una mayor incertidumbre por riesgos tanto políticos como macrofinancieros”.

Ya en la Eurozona, el director de CaixaBank se refirió a que asistimos a “una recuperación moderada pero sin pausa” en la que como factores de apoyo intervienen, entre otros, “una política monetaria acomodaticia, un euro competitivo, así como la mejora de la calidad de los activos y la solvencia en el sistema bancario”.

Para el ponente, el entorno económico en el caso de España fue de “crecimiento mayor del esperado en 2016” y, aunque se espera una “leve desaceleración en 2017” debido a factores temporales y otros de crecimiento sostenido basados en la recuperación del crédito o la confianza de inversores extranjeros, las perspectivas son positivas, por el ciclo alcista del sector inmobiliario, el aumento de la competitividad y la excelente evolución del turismo, explicó.

Por lo que respecta a la situación del sistema bancario, Juan Alcaraz expuso que “continúa el proceso de desapalancamiento de hogares y empresas”, donde  “la nueva producción de crédito crece con fuerza para los hogares, y no tanto para las empresas”, especialmente las grandes. Asimismo, afirmó que se ha producido “una fuerte reducción de la morosidad, aunque se mantiene elevada para el segmento promotor”.

Con estos elementos, “y en un entorno de fuerte presión sobre la rentabilidad, el sector bancario se ha consolidado y ajustado con capacidad”, señaló el ponente que concluyó afirmando que “el sector está reforzado para apoyar la recuperación económica” apoyado en los saneamientos, la liquidez, la solvencia y la reestructuración “aunque persisten retos importantes que dificultan la recuperación de la rentabilidad” como los bajos tipos de interés, el volumen de crédito, la fuerte competencia o los cambios regulatorios, entre otros.

En la segunda ponencia la catedrática de economía española de la Universitat de Barcelona, Mercedes Ayuso empezó analizando  los principios básicos en la definición de un sistema de pensiones como la sostenibilidad, suficiencia, equidad y eficiencia.

Ayuso, antes de referirse a la evolución de ingresos y gastos en nuestro sistema de Seguridad Social, explicó los principales riesgos demográficos y económicos que afectan a nuestro sistema de pensiones y, en concreto, se refirió a la evolución y proyección de las componentes poblacionales fundamentales en España tales como la fertilidad, la mortalidad-longevidad y los saldos migratorios.

Y es que  “las últimas reformas de nuestro sistema de pensiones  pretenden responder a una situación demográfica y económica claramente diferente a la que existía en los orígenes de nuestro sistema de pensiones. Un sistema de reparto, en el que las pensiones de cada año se pagan con las cotizaciones laborales ingresadas cada año, y que requiere, por tanto, de un perfecto equilibrio entre ingresos y gastos, si queremos mantener la necesaria sostenibilidad del mismo”, añadió.

Para la catedrática de la Universitat de Barcelona la gran pregunta es “qué podemos hacer para evitar una caída en el porcentaje que representa la pensión media respecto al salario medio, la denominada tasa de sustitución como consecuencia, sobre todo, de ese aumento esperado en el número de pensionistas, pero también por sus mayores pensiones de entrada respecto a las pensiones de las personas que fallecen”.

La ponente finalizó explicando cuáles son las posibles líneas de actuación que pasarían por “conseguir aumentar la población ocupada y sus salarios, con aumentos de productividad y capital humano, aumentar los recursos destinados a las pensiones públicas con un incremento de los impuestos o reduciendo el gasto en otras partidas, potenciar el ahorro a largo plazo en la población, e incluso, pensar en reformas de nuestro sistema de pensiones, por ejemplo, hacia sistemas de reparto pero de contribución definida”.

Sobre el autor

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo