Pablo Rabanal (Reclamador.es): “En 2015 llevamos el 13% de los pleitos mercantiles en España con solo 25 abogados”

Publicado el Martes, 28 febrero 2017
Pablo Rabanal

Pablo Rabanal

Hace ya algunos meses en Lawyerpress nos hicimos eco de un avispado estudiante norteamericano que había reclamado con éxito más de  200.000 multas de tráfico, Josua Broweder, estudiante de informática en el segundo año en la Universiad de Stanford. Uno de los abogados más exitosos del momento resultaba no ser abogado. Pues resulta que no hace falta irse tan lejos para encontrar un caso de éxito parecido. En España, Pablo Rabanal creó en 2012 la plataforma reclamador.es. Rabanal tampoco es abogado; es economista y un especialista en negocios en Internet. Hablamos con él del éxito sin precedentes de su fórmula que parece la gallina de los huevos de oro: un bufete online que ya ha ganado 25.000 reclamaciones en solo cuatro años.

Lawyerpress (LP): ¿Cómo se le ocurre a un empresario emprendedor crear un plataforma para reclamaciones? Y sobre todo ¿ Qué se puede reclamar a través de la plataforma?

Pablo Rabanal (PR): La idea surge un poco por un caso personal. Me había tomado el pelo la enésima compañía de telecomunicaciones y además era miembro de una asociación de consumidores que no me solucionaba el problema. Eché de menos a alguien a quien yo le contara mi caso y peleara por mí. Me di cuenta del vacío que había a la hora de dar un servicio en condiciones para la pequeña reclamación de los consumidores y a partir de ahí nació Reclamador.

LP: ¿Qué se puede reclamar a través de su plataforma?

PR: Bueno, empezamos reclamando a compañías aéreas, porque hay una normativa desconocida para el gran público que dice que si tu vuelo se retrasa más de tres horas o lo cancelan, tienes derecho a una indemnización que marca la distancia del vuelo, que puede ser de hasta 600 euros. Por ahí empezamos. Luego nos hemos metido en otros sectores, como el de la banca, reclamando hipoteca suelo, preferentes, swaps, multidivisas, etc. Hacemos reclamaciones laborales, reclamamos a seguros, reclamamos a operadoras de telecomunicaciones. Nuestra vocación es poder dar un servicio online, lo más cómodo posible para el cliente y siendo muy agresivos en precios, que es trabajando a éxito.

LP: ¿Trabajan también con empresas?

PR: El foco lo hemos tenido hasta ahora más en sector del consumidor, pero tenemos dos productos nuevos donde tiene mucha cabida las empresas. Uno, lo hemos lanzado esta misma semana: las reclamaciones por el impuesto de plusvalía municipal que se cobra cuando tememos minusvalía, que afecta tanto a personas físicas como a personas jurídicas. Y el próximo mes de abril, probablemente, lanzaremos un servicio de reclamación de impagos tanto en empresas como en administraciones.

LP: ¿Cómo funciona en la práctica su plataforma? ¿Es un ‘chatbox’?

PR: No un ‘chatbox’ exactamente. De hecho es un formulario que según el cliente nos va contando qué le ha pasado va siguiendo una lógica u otra y le acabamos pidiendo una serie de documentación. A partir de ahí entra en lo que podríamos decir la cadena de montaje que consiste en una abogado que estudiará si el caso es viable. Si es viable, otro abogado se pondrá en contacto con la parte contraria para ver si se puede llegar a un acuerdo. Si eso no es posible, presentamos una demanda  legal y monitorizamos qué ocurre con esa demanda hasta la resolución. Solo un dato: en 2015 nos hicimos cargo del 13% de los pleitos mercantiles de toda España con un equipo de apenas 25 abogados.

LP: Realmente las cifras que dan son espectaculares: 25.000 casos resueltos, 14 millones de euros en indemnizaciones conseguidos. Parece un modelo de negocio sin pegas. ¿Ha sido fácil llevarlo a término teniendo en cuenta la poca cultura en reclamaciones que hay en España?

PR: A ver, hay poca cultura de reclamación porque, primero, desconocemos el sistema. Creo que hay una apuesta muy clara al poner en pie Reclamador y es la de  contar las cosas en un lenguaje muy llano, muy fácil y accesible para cualquier ciudadano. La parte más compleja del modelo de negocio es enfrentarte con la realidad de los juzgados y con toda la burocracia que eso implica. Nosotros tenemos claro que los casos que gestionamos legalmente son viables y que la traba es conseguir monetizarlos. Las compañías demandadas juegan con este factor y juegan a decir que no o a no contestar porque saben que hay gente que a los largo del proceso no va a saber cómo elevar una demanda o que va a creer que le saldrá muy caro. Nosotros le quitamos las puertas al campo y trabajamos a éxito y te gestionamos la reclamación de manera íntegra de principio a fin online sin que tengas que moverte de casa.

LP: El hecho de que tanto en los EEUU como en España las plataformas tecnológicas del sector legal no estén creadas por abogados, dice mucho de la relación entre tecnología y abogacía. ¿Cómo ve este complicado tándem?

PR: Bueno, de entrada los abogados son una parte esencial de nuestra empresa. Pero, ciñéndome a la pregunta, por lo que hablo con despachos y lo que he podido ver  los abogados normalmente lo que piensan es cómo consiguer clientes realmente se olvidan de una pregunta mucho más básica que es qué necesita la gente, poner el ojo en el consumidor, ya sea persona física o jurídica. Y en hacérselo fácil. En ese sentido internet ha sido una revolución brutal a nivel empresarial e industrial. A la abogacía está llegando tarde pero va a llegar y lo hará con muchísima fuerza. La manera en que se van a consumir productos legales se va a parecer muy poquito a lo que conocemos hoy en día.

LP: Y en este sentido, ¿cuáles son sus planes de futuro y qué tecnologías cree que van a ser en los próximos cinco años las más influyentes?

PR: Nuestro planes de futuro pasan por construir un Reclamador multisectorial que pueda cubrir cualquier tipo de servicio legal, no solo necesariamente reclamación. Gestionar tu herencia de manera online, divorciarte de manera online, etc. Y en cuanto a tecnologías concretas yo creo que debe ir muy, muy pegada a la necesidad del usuario. Todo lo que ayude a una mayor facilidad de uso, de comprensión, de practicidad y de agilidad a la hora de gestionar será la llave del éxito.

Para saber más: Los afectados por la plusvalía municipal podrán recuperar unos 4.500 euros de media, según reclamador.es

Escucha la entrevista completa en Derecho Abierto pinchando aquí 

Sobre el autor

Periodista. Más de 20 años de experiencia en medios escritos y en comunicación política y corporativa. Periodismo jurídico, económico, político y cultural. Veraz siempre; parcial, también. @oikit

Comenta el articulo