El abogado externo tiene que ser un auténtico partner que cree valor a la empresa

Publicado el Domingo, 26 febrero 2017

ESADE_ForoAbogados

“Hoy en día ya no se puede colocar a los abogados externos en un lado de la mesa y a los internos en el otro: ambos deben perseguir juntos unos mismos objetivos”, ha asegurado Eugenia Navarro, profesora de Estrategia y Marketing Jurídico de ESADE Law School, en el foro “La relación entre abogados de empresas y abogados externos” organizado por ESADE en colaboración con Wolters Kluwer.

En este sentido, Navarro ha recalcado que “en esos dos lados ha cambiado también el perfil de los abogados, que han pasado a ser directivos más que profesionales meramente técnicos. Esto les ha permitido desarrollar una serie de habilidades y conocimientos diferentes y adicionales a los que caracterizaban a los abogados tradicionales, tanto en los despachos como en los departamentos jurídicos de las propias empresas”. Asimismo, la profesora ha afirmado que “la profesión no se ha desfigurado, sino que ha evolucionado y se ha complementado con nuevas formaciones y nuevos atributos que brindan mayor valor al negocio”.

Crear y generar valor en las empresas

Isabela Pérez, secretaria general y del Consejo de Coca-Cola Iberian Partners, ha destacado que es necesario que los departamentos jurídicos internos favorezcan un cambio de paradigma e intenten transmitir a los directivos de sus empresas, a sus consejos de administración y a sus comités de dirección, que “la asesoría jurídica interna tiene que aportar valor a la compañía y aconsejarla, en lugar de limitarse a brindar una asesoría legal”. De forma análoga, el abogado externo “no solo está para avisarnos sobre riesgos: deben ser auténticos socios que creen valor a la empresa”.

Por su parte, Óscar García Maceiras, Group General Counsel, Deputy Secretary of Board of Directors de Banco Santander, ha asegurado que “el abogado de empresa es un gestor de equipos” que tiene que “identificar el talento y ver de qué manera puede desarrollar mejor su carrera profesional”. García Maceiras compartió asimismo la visión de Isabela Pérez, por la cual el abogado externo tiene que comprender a “acompañarnos en la toma de decisiones”. Para fortalecer la gestión de los equipos y la relación con los despachos de abogados, Banco Santander ha apostado por la formación de sus profesionales legales mediante una estancia en diferentes despachos. Maceiras ha considerado esta práctica “beneficiosa para ambos” y una generadora “de personas con más talento”.

Innovación y compromiso con el cliente

Desde el punto de vista de los abogados externos, Luis Fernando Guerra, socio director de Deloitte Legal, ha destacado durante su intervención en ESADE los aspectos fundamentales para fortalecer las relaciones entre los abogados internos y externos. Para Guerra, un elemento fundamental es “ganarse la confianza profesional” y, para ello, ha considerado necesario “entender el rol que juega el abogado interno”. También ha destacado la importancia de “saber escuchar”, porque “permite entender las preocupaciones del cliente y ponerse en la piel del abogado interno en relación a las oportunidades que ofrece el ordenamiento jurídico, permitiéndole así anticipar sus necesidades”. En la actualidad, los modelos, los procesos, los esquemas y los equipos en los despachos han cambiado y, en este sentido, Guerra ha recalcado la necesidad de “reinventar y redefinir la forma en la que trabajan los bufetes de abogados”.

Carlos Rueda, socio director de Gómez-Acebo & Pombo, ha explicado que lo que más valoran las empresas de su abogados es “el conocimiento técnico, los resultados y la especialización, pero, sobre todo, la orientación al cliente: flexibilidad, adaptación a las vicisitudes que experimenta el abogado interno en su propia empresa y la cultura colaborativa, que sea parte del equipo, que esté involucrado en el negocio y que aporte ideas innovadoras”. En tanto que el entorno en el que se mueven los despachos es muy competitivo, con grandes expectativas de crecimiento y de globalización, Carlos Rueda, coincidiendo con Luis Fernando Guerra, ha apuntado que los despachos de abogados tienen que adaptarse a los nuevos cambios derivados por ejemplo de la irrupción de las nuevas tecnologías o del propio cambio en el perfil del abogado interno, que ha pasado de ser un asesor jurídico a un “paradigma muy estratega, internacional y consejero”.

El foro, celebrado en el campus de ESADE Madrid, también ha contado con la presencia de
José María de Areilza, profesor ordinario de ESADE Law School (URL) y titular de la Cátedra Jean Monnet-ESADE; y de José Mª Michavila, presidente del Consejo Asesor de Wolters Kluwer España.

Sobre el autor

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo