Responsabilidad civil empresarial, más allá del ‘compliance’

Publicado el Viernes, 18 noviembre 2016

RCivil

Tras la avalancha de información, consejos y retrancas sobre el llamado ‘compliance’, parece que no exista ningún otro tipo de responsabilidad en el ámbito de las empresas. Y no es así. Planificar bien las coberturas para asegurar la responsabilidad civil de una empresa es tan o más importante que elaborar un mapa de riesgos penales.

Asegurar la actividad de una empresa en relación con los daños a terceros que se puedan producir es básico a la hora de iniciar cualquier actividad empresarial. Y se tiene que tener en cuenta tanto desde la explotación del negocio, como del producto que se está poniendo en el mercado, como de la propia responsabilidad del empresario en la relación con sus empleados.

Todavía hay en el empresariado español algunos conceptos que detectamos que no están lo suficientemente claros”, explica  Vicente García Gil, consejero delegado de Dictum Abogados. La responsabilidad civil patronal es una responsabilidad civil básica en un planteamiento de empresa moderna, porque arriesgarse a que un siniestro se lleve por delante nuestra cuenta de resultados y, más aún, arriesgarse a un daño reputacional del que no te recuperes en este mundo globalizado por no tener una buena póliza es un error que puede salir muy caro”.

¿Y qué debe tener una buena póliza en este campo? “El empresario debe ser extremadamente cuidadoso a la hora de contratar una póliza de responsabilidad civil de explotación, debe describir con la amplitud que sea necesaria todo el objeto de su actividad porque si no se puede llevar una sorpresa a la hora de que le acepten una cobertura”, avisa García Gil. Además, una buna póliza debe estar en condiciones de poder indemnizar cualquier daño que se produzca al personal de la empresa. “Esto es básico, por supuesto. Y, en tercer lugar, si se trata de una empresa que pone productos en el mercado, debe tener un seguro de responsabilidad civil de producto porque si no los daños en escala que se pueden producir a causa de un producto defectuoso pueden afectar a la empresa de forma radical”.

Como siempre, desde el otro lado del Atlántico nos llegan las últimas tendencias también en este campo de la responsabilidad civil empresarial: las pólizas ‘D and O’, ‘Dillinge and Officer’. Se trata de asegurar la responsabilidad civil de toda índole no solo del administrador de la sociedad mercantil o del directivo, del administrador de hecho y del administrador de derecho. “Muy adecuada para altos directivos de empresa”, señalan desde Dictum.

Y relacionada con las compañías que tienen una amplia actividad de internacionalización. “Si una empresa se va a internacionalizar, ha de tener en cuenta que el marco de riesgos de poder incurrir en conductas que generen responsabilidad al propio administrador en materias medioambientales, tributarias, fiscales, está ampliando exponencialmente. Hay pólizas muy competitivas que hemos tenido ocasión de ver últimamente que permiten al administrador tener esa protección adicional”, remarca Vicente García Gil.

Escucha el consultorio completo sobre responsabilidad civil empresarial con Dictum Abogados en Gestiona Radio

Sobre el autor

Periodista. Más de 20 años de experiencia en medios escritos y en comunicación política y corporativa. Periodismo jurídico, económico, político y cultural. Veraz siempre; parcial, también. @oikit

Comenta el articulo