Hervé Falciani: “Debemos volver a la democracia participativa para manejar el riesgo de corrupción”

Publicado el jueves, 21 julio 2016
Hervé Falciani y Baltasar Garzón

Hervé Falciani y Baltasar Garzón

“El último recurso que tenemos es volver a la democracia participativa para manejar el riesgo de corrupción, que es el más importante” dijo Hervé Falciani durante su conferencia magistral Los retos jurídicos de las nuevas tecnologías para la Libertad de Expresión impartida en el curso de verano de Torres organizado por FIBGAR Libertad de Expresión en el siglo XXI: nuevas tecnologías, nuevos retos.

¿A qué riesgos nos enfrentamos?, se preguntó Falciani. “Por ejemplo, a la corrupción en la contratación pública. Por supuesto una empresa no va a robar a otra empresa, sino a otras más débiles, las administraciones”. “Cuando entendemos la complejidad del tema- añadió- tenemos también que recordar que hoy aparece la ciudadanía, que es la que presta atención”.

“Para manejar la corrupción al principio se necesitan canales de comunicación que se conocen como whistleblower, además de que las administraciones forma a sus trabajadores contra la corrupción, porque la educación es el 50 por ciento de la posibilidad de que la gente diga: tengo una responsabilidad para modificar lo que está pasando” terminó diciendo el ponente.

Anteriormente se celebró el debate cara a cara: Las formas de la Libertad de Expresión: Los medios antes y después de Internet, moderado por Juan Espejo, director de Diario Jaén y con la intervención de José María Izquierdo, periodista y Sergio Sánchez, responsable de la plataforma No somos Delito.

José María Izquierdo destacó que “los periodistas tenemos que reconocer que la bajeza moral, el odio, siempre han estado presentes en los medios, igual que los poderes de todo tipo siempre han estado en contra de la libertad de expresión. Estamos, como siempre, en la discusión de donde acaba la indignidad y empieza el delito”.

Para el periodista, “es difícil valorar lo que nos esta pasando. Ahora tenemos más de 3.000 millones de usuarios de redes sociales. Facebook más mil millones, twitter más de 500, Linkedin más de 175 y las chinas, que suman mil millones.  Cifras millonarias de mensajes al día. Cifras escalofriantes: en una noche de año viejo 2012 se intercambiaron 18.000 millones de whatsapp”.

“Hay tal batiburrillo, tal aglomeración, tal bombardeo que somos incapaces de digerir bien entre los millones de mensajes. Me preocupa mucho el lenguaje. Al final el fanatismo que impera en las redes sociales y en los comentarios es un adelgazamiento de la inteligencia. Cada uno lee solo lo que quiere leer y cada vez tiene menos amplitud de miras”, añadió Izquierdo.

Sergio Sánchez, de la plataforma No somos Delito dijo por su parte que “nuestro objetivo es que se derogue la ley mordaza. Probablemente no lo consigamos. Pero nuestra función en esta mesa es hablar de esa ley y especialmente de su incidencia en la libertad de expresión y opinión y del periodismo”.

“Las redes sociales compiten con medios convencionales. Los ciudadanos forman ahora parte del cuarto poder y tienen un poder inmenso, por eso la ciudadanía es peligrosa para el gobierno y hay que amordazarla. Se establecen mecanismo paralelos cuya función es censurar. Se adaptan las leyes para reprimir la libertad de expresión. El objetivo es el mismo defender los sentimientos de una parte de la población que se identifica con la idea del gobierno” dijo también el ponente.

Por la tarde y tras el estudio de casos por parte de los alumnos, tuvo lugar la conferencia de clausura: Mirando al futuro: Libertad de Expresión y democracia digital, a cargo de Ignacio González Vega, magistrado y portavoz de Jueces para la Democracia.

Sobre el autor

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo